Condenan a dos de los acusados de violación colectiva de una menor en Brasil

Gracias a la denuncia ciudadana sobre un video que circulaba en internet, la justicia brasileña le puso mayor énfasis a la investigación del caso.

Por Javiera Ortiz

 

Dos de los acusados de participar en la violación colectiva de una menor de edad en mayo del año pasado en Río de Janeiro, en un caso que causó conmoción en Brasil y tuvo repercusión internacional, fueron condenados a quince años de prisión.

El estudiante Raí de Souza y el ex camarógrafo de televisión Raphael Assis Duarte Belo fueron encontrados culpables de la violación de una adolescente de 16 años y condenados a 15 años de detención en régimen cerrado y al pago de una abultada multa, según informó el Segundo Juzgado Criminal de Jacarepaguá, región en la zona oeste de Río de Janeiro, localidad en la que ocurrió el crimen.

Ambos fueron considerados culpables por el juez Aylton Cardoso Vasconcellos de los crímenes de violación de menor y de producción y reproducción de videos con imágenes de sexo involucrando una menor.

Además, el tribunal informó de que otro acusado, el supuesto narcotraficante Moisés Camilo Lucena, conocido como "Canario", quien será juzgado en otra audiencia debido a que se encuentra prófugo.

El comunicado se abstuvo de dar detalles adicionales sobre el caso, como la situación de otros acusados, tras aclarar que el proceso está protegido por el sigilo judicial como forma de preservar a una víctima que es menor de edad.

Organizaciones feministas realizaron múltiples manifestaciones dando cuenta de las múltiples violaciones que viven mujeres diariamente en Brasil, a raíz de la violación colectiva que conmocionó a Río de Janeiro y el mundo. Las activistas desplegaron ropa interior en la playa de Copacabana. AFP

Conmoción ante violación colectiva

El caso ocurrió el 21 de mayo del año pasado en una favela de Jacarepaguá y que según el Segundo Juzgado Criminal de Jacarepaguá "ganó gran repercusión porque la información inicial indicaba que más de 30 personas habían participado en el crimen, lo que finalmente no fue confirmado".

Pese a que la menor afirmó inicialmente haber sido violada por 33 agresores, la Policía estableció que el crimen fue cometido en momentos diferentes por unos doce hombres, primero por un grupo integrado por entre siete y nueve miembros de una banda de narcotraficantes y después por otro de tres personas.

Gracias a la denuncia ciudadana la justicia brasileña le tomó mayor relevancia a la investigación de este caso. AFP

La violación comenzó a ser investigada gracias a que diferentes personas denunciaran la circulación de un video en las redes sociales en el que la joven aparece desnuda y desmayada, con sus órganos genitales sangrando, mientras que el autor de la grabación comenta que fue violada por al menos treinta personas.

Los detalles del crimen fueron aclarados por el testimonio de tres de los detenidos por el caso y a las imágenes extraídas del celular con el que fueron grabados los videos.

Según la investigación, la menor acudió el sábado 21 de mayo de 2016 a un baile en el Morro do Barao, una favela en la zona oeste de Río de Janeiro controlada por una banda de narcotraficantes, y al final de la fiesta se trasladó a una vivienda en compañía de una amiga y de Lucas Perdomo, un futbolista de un modesto club al que identificó como su novio, y de Raí de Souza, un joven con el que tuvo relaciones sexuales supuestamente consentidas.

De acuerdo con algunos testigos, esa misma noche y cuando los otros jóvenes ya se habían ido, un grupo de narcotraficantes encontró a la joven desnuda y totalmente inconsciente y la trasladó hasta otra vivienda en la misma favela que los delincuentes utilizan para encuentros sexuales.

Tras la violación colectiva, los narcotraficantes la abandonaron y la menor fue encontrada en la misma vivienda nuevamente por De Souza y por Assis Duarte, que no solo la violaron sino que la filmaron y divulgaron las imágenes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo