Crece la polémica entre Alemania y Turquía por las declaraciones de Erdogan sobre "prácticas nazis"

Frente a la celebración de actos con ministros turcos en Alemania para hacer campaña en favor de la reforma constitucional destinada a dar al jefe del Estado todo el poder ejecutivo.

Por EFE

El ministro alemán de la Cancillería, Peter Altmaier, calificó de "inaceptable" que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acuse a Alemania de practicar "métodos nazis" después de que autoridades municipales impidieran intervenciones de ministros turcos en varias ciudades alemanas.

"Se trata de algo inaceptable y así se lo haremos saber al gobierno turco", manifestó Altmaier en declaraciones a la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ZDF).

"Alemania es un ejemplo en lo relativo a la libertad y al estado de derecho y no tenemos porqué permitir que se nos formulen esos ataques", agregó el ministro.

La polémica antes de los dichos

Altmaier reaccionó a las críticas al Gobierno de Angela Merkel por no tomar una postura clara frente a la celebración de actos con ministros turcos en Alemania para hacer campaña en favor de la reforma constitucional destinada a dar al jefe del Estado todo el poder ejecutivo.

"Mantenemos la postura que hemos tenido durante décadas y es que en principio los representantes de otros países pueden hablar ante su gente en Alemania. Pero eso tiene que ocurrir en el marco de la ley", dijo Altmaier.

El presidente del partido de Los Verdes, Cem Ozdemir. AFP

El presidente del partido alemán de Los Verdes, Cem Özdemir, de origen turco, afirmó a la misma cadena que era deseable que el Gobierno definiera en que condiciones se pueden organizar actos con representantes del gobierno turco en Alemania y no dejar la decisión en manos de los municipios.

Özdemir es partidario de condicionar la autorización de actos con políticos del gobierno turco en Alemania a que en Turquía se de garantías a los partidos que piden el "no" en el referendo y sugirió que se puede pedir la libertad de políticos y periodistas que se encuentran en prisión.

En tanto, el municipio de Gaggenau fue el primero en prohibir un acto por razones de seguridad. Anoche, en cambio, el ministro de Economía turco, Nihat Zeybekcy, participó en dos actos en Leverkusen en Colonia, donde pronunció un discurso ante cerca de 100 personas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo