Doce millones de mujeres están desempleadas en Latinoamérica

El nivel de demanda de mano de obra femenina disminuyó en el mismo período de 45,2 % a 44,9 %, mientras que la demanda de mano de obra masculina también cayó en una proporción similar, pero igualmente sigue siendo más elevada, al estimarse en 69,3 %.

Por EFE

Unas doce millones de mujeres de Latinoamérica y el Caribe se encuentran desempleadas, lo que equivale al 9,8 % de la fuerza laboral femenina de la región, según anunció este martes la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el marco del Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo.

El desempleo de las mujeres latinoamericanas aumentó unos 1,6 puntos porcentuales en el tercer trimestre de 2016 respecto al mismo período del año anterior, y fue superior a los 1,3 puntos porcentuales de incremento en los hombres, según el último informe anual "Panorama laboral de América Latina y el Caribe" de la OIT.

"Un llamado a la acción"

El director de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, hizo un llamado a persistir en los esfuerzos por traer más igualdad a los mercados laborales y a no bajar la guardia.

AFP

Salazar consideró que las estadísticas que indican una posición menos favorable de las mujeres en un mercado laboral afectado por el lento crecimiento, y en algunos casos incluso por contracción económica, deben ser consideradas como "un llamado a la acción".

El responsable de la OIT para la región latinoamericana recordó que, en las últimas estimaciones disponibles, casi la mitad de las mujeres empleadas están en condiciones de informalidad.

Además, destacó que las mujeres ganan 83,9 unidades monetarias por cada 100 que obtienen los hombres como salario en la región, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), publicado en 2016.

Salazar destacó la necesidad de considerar una combinación de medidas como políticas activas de empleo, nuevas políticas para el cuidado de los niños y personas dependientes; estrategias para promover la división de responsabilidades familiares; y mejoramiento de la formación profesional y la educación. También pidió tener en cuenta la promoción de las emprendedoras, el aumento en la cobertura de la seguridad social, y una acción decidida para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres, incluida la violencia en los lugares de trabajo.

"La igualdad en el empleo fue un desafío enfrentado en el pasado, continua vigente en el presente, y es uno de los retos más importantes para lograr un mejor futuro del trabajo en la región", concluyó Salazar.

El nivel de demanda de mano de obra femenina disminuyó en el mismo período de 45,2 % a 44,9 %, mientras que la demanda de mano de obra masculina también cayó en una proporción similar, pero igualmente sigue siendo más elevada, al estimarse en 69,3 %.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo