Rechazan petición de la defensa del ex presidente Toledo por sobornos

Las autoridades peruanas están a la espera de que Estados Unidos proceda con la detención de Toledo para iniciar un proceso de extradición.

Por Agencias

Un juez peruano rechazó un pedido de prescripción del delito de tráfico de influencias presentado por la defensa del ex presidente Alejandro Toledo, quien es investigado por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares en sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

La decisión fue tomada por el juez Richard Concepción Carhuancho, titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, tras escuchar la petición, hecha por uno de los abogados de Toledo, Roberto Su Rivadeneyra.

Durante la audiencia, que se desarrolló durante cinco horas en la sede de la Sala Penal Nacional, el abogado aseguró que el plazo para que la fiscalía investigue al ex gobernante por la presunta comisión del delito de tráfico de influencias venció en noviembre del 2012.

Sin embargo, el juez aseguró que ese plazo se cuenta desde el momento en que se hizo el último depósito ilegal de dinero en cuentas vinculadas a Josef Maiman, un empresario peruano-israelí que presuntamente recibió el dinero destinado para el ex mandatario.

Tras conocerse la decisión de Concepción Carhuancho, la defensa de Toledo anunció que apelará el fallo, que ahora deberá ser revisado por una sala superior.

El 41 Juzgado Penal de la Corte Superior de Lima también rechazó un pedido de hábeas corpus- Procedimiento jurídico mediante el cual cualquier ciudadano puede comparecer inmediatamente ante el juez para que este determine sobre la legalidad del arresto–  presentado a favor de Toledo contra la orden que dictó su ingreso en prisión preventiva por el presunto soborno de Odebrecht.

Otro de los abogados de Toledo, Heriberto Benítez, declaró que el ex gobernante, quien aparentemente se encuentra en Estados Unidos, donde tiene su residencia habitual, volverá a Perú si se cancela la orden de prisión preventiva para afrontar el proceso con comparecencias simples.

A Toledo, la Fiscalía le imputa la presunta comisión de los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos por supuestamente recibir sobornos a cambio de favorecer a Odebrecht en la licitación de la Carretera Interoceánica del Sur.

Toledo ha sido la primera gran figura de la política peruana inculpada por el caso Odebrecht, empresa que admitió a la Justicia estadounidense haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014.

Ese período contempla los mandatos presidenciales de Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo