La cruda foto de los niños que almorzaban al lado de 825 kilos de marihuana

La foto que desnuda la vulnerabilidad de los menores involucrados en el narcotráfico fue publicada por el diario mendocino El Sol y tomada por uno de los policías que realizó el allanamiento.

Por Publimetro

Cuatro niños almuerzan tranquilos unos fideos mientras miran la televisión, en una instancia que podría ser muy coloquial para millones de menores en todo el mundo. Pero en esta postal, los acompañaban  paquetes con 825 kilos de marihuana amontonados en un sencillo comedor de una casa ubicada en una zona rural del Gran Mendoza, en Argentina. La fotografía fue tomada un viernes por la tarde, mientras la temperatura rozaba los 26 grados y la Policía acababa de entrar a la fuerza a la precaria vivienda.

En la escena, esposan y detienen a los padres de los chicos y a otras cinco personas, y en su inocencia, los menores siguen comiendo. Sobre la mesa, una botella de plástico con jugo de naranja. De fondo, la TV de 21 pulgadas encendida. La niña más pequeña sigue atenta la serie animada, mientras su hermanito se ve atraído por el flash del fotógrafo policial. La imagen lo dice todo.

La fotografía fue tomada por la División Lucha contra el Narcotráfico en la localidad de Guaymallén. El operativo se bautizó Vendimia, porque ocurrieron en medio de los festejos de la principal celebración de la producción y el turismo de Mendoza.

La marihuana, valuada en unos 10 millones de pesos argentinos (unos 428 millones de pesos chilenos), provenía desde Paraguay. Desde la frontera fueron trasladados en camión hasta la localidad mendocina de Los Corralitos. Su destino final era Chile, donde el valor puede cuadruplicarse.

 

El juez federal Walter Bento ordenó la detención de siete personas (seis hombres y una mujer): el chofer del camión y su acompañante, ambos de origen paraguayo; el padre y la madre de los pequeños que viven en la casa donde estaba la droga; el supuesto organizador de la operación, un comerciante con antecedentes penales; y otras dos personas que ayudaron en el traslado del cargamento. Sus condenas pueden variar de 3 a 15 años en prisión, según el grado de responsabilidad.

 

 

“El Estado no tiene herramientas para contener a estos chicos ni a los adictos que terminan involucrados en el narcotráfico”, describe con crudeza el juez Bento. Su decisión, tomada en el mismo momento del allanamiento, fue que los chicos quedaran al cuidado de una tía hasta que se resuelva la situación procesal de los padres. Es factible que la madre, al tener 25 años e hijos menores de cinco, pueda pedir la prisión domiciliaria.

“Es el cargamento incautado más importante de los últimos años”, dijo el ministro de Seguridad de Mendoza, Giani Vennier. El operativo desencadenó más allanamientos en los municipios de Las Heras y Godoy Cruz, donde se encontraban “otros integrantes de la banda”.

Los 825 kilos de marihuana están guardados en un depósito judicial. Quedarán allí hasta abril cuando la droga sea incinerada en los hornos industriales de la cementera Minetti, en Villavicencio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo