EEUU investiga a antiguos funcionarios de la CIA por fuga de información para WikiLeaks

No sería la primera vez que contratistas de la agencia filtraran documentos a la organización.

Por Publimetro

Las autoridades estadounidenses que investigan la reciente filtración de información secreta por parte de WikiLeaks se centran en los ex trabajadores de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) que pudieran tener motivos de enojo con la institución, informó este domingo el Wall Street Journal.

WikiLeaks realizó un golpe a la Agencia Central de Inteligencia a principios de mes al publicar unos 9.000 documentos clasificados de la CIA que revelaban un supuesto sistema de ciberespionaje a usuarios a través de dispositivos electrónicos.

La filtración de la página fundada por Julian Assange motivó una intensa investigación sobre cómo pudieron salir de la agencia tales informaciones.

WikiLeaks afirmó que tuvieron acceso al botín a través de un círculo de contratistas privados y Assange acusó a la agencia de haber sido poco cuidadosa.

Los investigadores se concentraron inicialmente en un reducido equipo de desarrolladores de softwares que supuestamente tenían altos niveles de permisos de seguridad y trabajaron con la CIA en proyectos de pirateo, según el diario.

Citando fuentes no identificadas, el periódico señala que la "enemistad" entre los contratistas que trabajaban para la agencia de inteligencia pudo dejar a algunos trabajadores "disgustados", especialmente después de que hubiera recortes de puestos de trabajo.

Una filtración por parte de contratistas no sería una total sorpresa, ya que, en ocasiones anteriores, los responsables de las fugas de información también fueron expertos contratados por la comunidad de inteligencia.

En 2013, Edward Snowden, contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), hermana de la CIA, filtró documentos sobre cómo Estados Unidos vigilaba las telecomunicaciones de sus ciudadanos y espiaba a los aliados de Estados Unidos.

En el caso de la publicación de cientos de miles de cables diplomáticos que lanzó a la fama a WikiLeaks, en 2010, la fuente fue Chelsea Manning, entonces analista de inteligencia en el Ejército de Estados Unidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo