Enviado de Trump en Irak: "Todos los combatientes del Estado Islámico en Mosul van a morir"

McGurk señala que los 2.500 yihadistas que quedan en la ciudad están totalmente rodeados

Por Agencias
Enviado de Trump en Irak:

“Todos los combatientes (del Estado Islámico) que se encuentren en Mosul van a morir ahí”. Así de expeditivo se ha mostrado el enviado especial de EEUU para la coalición internacional antiyihadista, Brett McGurk que ha añadido: “Estamos decididos no solo a vencerles en Mosul si no a actuar de manera que estos tipos no puedan escaparse”. Según McGurk, “el Estado Islámico está atrapado”. “Esta noche(de sábado a domingo), la novena división blindada del Ejército iraquí ha cortado el último acceso por carretera”.

 

El enviado subrayó que la coalición “se comprometió no solamente a vencer (a EI) en Mosul, sino también a que (sus combatientes) no se puedan fugar”. Fuentes estadounidenses han evaluado que unos 2.500 yihadistas permanecían en el oeste de Mosul y en el poblado de Tal Afar.

Brett McGurk, AFP

Poco antes las fuerzas iraquíes de élite anunciaron haber reconquistado más de un tercio de la parte occidental de Mosul desde el inicio de la segunda parte de la ofensiva el 19 de febrero.

“Más de un tercio de la orilla derecha [al oeste del río Tigris] está bajo control de nuestras unidades”, declaró este domingo a la AFP el general Maan al Saadi, de las fuerzas de élite del contraterrorismo (CTS).

Pero aunque la resistencia yihadista cada vez es más débil, los responsables militares advierten que aún habrá más combates para reconquistar la totalidad de la segunda ciudad de Irak.

– Avance complicado –

“Luchamos contra un enemigo cuyos métodos son muy variables, que se esconde entre los ciudadanos y utiliza aparatos explosivos, snipers y kamikazes. Ahora bien, la operación tiene el objetivo de preservar la vida de los civiles”, explicó a la AFP el general Yahya Rasool, portavoz del comando de operaciones conjuntas.

Esta resistencia debería ser especialmente fuerte en la Ciudad Vieja, un barrio de calles estrechas donde cientos de miles de civiles siguen atrapados.

Las unidades de intervención rápida y la policía atacaban este domingo la zona de Bab al Toub, cerca de la Ciudad Vieja, mientras que las CTS combatían el los barrios de Al Jadida y Al Aghawat.

AFP

Estas fuerzas avanzan desde el sur y ya arrebataron al EI varios barrios desde la ofensiva lanzada el 19 de febrero para recuperar la parte oeste.

Pero esta progresión continúa siendo complicada. “No podemos dejar montones (de yihadistas) detrás de nosotros. Tenemos que tomar el control de las zonas, acorralar a los yihadistas, desactivar (las bombas), controlar a los ciudadanos presentes antes de continuar nuestro avance”, explica el general Saadi.

Los yihadistas del EI habían conquistado Mosul en junio de 2014 al cabo de una ofensiva relámpago, que les permitió controlar vastos territorios en Irak al norte y oeste de Bagdad.

Involucrados en la ofensiva antiyihadista en el oeste de Mosul, miembros de los Hashd al Shaabi, fuerzas paramilitares iraquíes dominadas por milicias chiitas, anunciaron el sábado haber descubierto una fosa común en la prisión de Badush, cerca de Mosul.

Esta fosa, que contiene los cuerpos de cientos de personas ejecutadas por el EI, se suma a las ya descubiertas por las fuerzas iraquíes en los últimos meses.

– Numerosos muertos en Damasco –

En la vecina Siria, donde el EI también retrocede, la Ciudad Vieja de Damasco fue atacada el sábado con un mortífero doble atentado que dejó 74 muertos y fue reivindicado por el Frente Fateh al-Cham, ex filial de Al Qaida en Siria.

“El sábado (…) un doble ataque fue llevado a cabo por dos héroes del Islam (…) en el corazón de Damasco, dejando decenas de muertos y heridos”, entre los peregrinos chiítas, indicó el grupo yihadista sunita en un comunicado.

El balance de víctimas realizado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) da cuenta de 74 muertos, entre ellos 43 peregrinos chiitas iraquíes, al menos ocho niños, 11 civiles sirios y 20 combatientes sirios leales al régimen.

El ataque es uno de los más sangrientos que se han producido en la capital siria en seis años de guerra.

Loading...
Revisa el siguiente artículo