Elecciones en Holanda: Jesse Klaver, el "Trudeau holandés" que encara a Wilders

El candidato de Izquierda Verde viene creciendo en las encuestas. Y aparece como alternativa al xenófobo Geert Wilder y al premier liberal Mark Rutte.

Por AFP

Algunos lo consideran el Justin Trudeau de la política holandesa o hasta un nuevo John F. Kennedy, pero el líder del partido ecologista Jesse Klaver se define ante todo como un antídoto contra el auge de la xenofobia.

Con sólo 30 años, este hijo único de un padre de origen marroquí ausente en su vida y de una madre holando-indonesia, se ha convertido en el más joven dirigente de la historia del partido.

Asegura que sabe lo que es crecer en Holanda teniendo raíces de otros países. Al contrario de lo que "ciertos políticos quieren hacernos creer, Holanda es un país de inmigración", declaraba en una entrevista reciente a la AFP, haciendo alusión al diputado de extrema derecha Geert Wilders, conocido por sus declaraciones contra el islam.

"Yo soy fruto de esta inmigración", añade Klaver, criado por sus abuelos en una vivienda social de los suburbios de Roosendaal, en el sur del país.

Con las elecciones legislativas, este joven de pelo rizado, piel morena y ojos marrones, quiere luchar contra "el viento de extrema derecha que sopla en toda Europa".

– El 'recién llegado' de la política –

Klaver inició su carrera política en 2009, y se convirtió, con 23 años en el miembro más joven del influyente Consejo Social y Económico de Holanda, que aconseja al gobierno y al Parlamento sobre los grandes temas políticos. Seis años más tarde, no tuvo ningún problema para convertirse en jefe del partido de la izquierda ecologista GroenLinks.

Tenaz orador en la cámara baja del Parlamento, este político de rostro juvenil no duda en enfrentarse verbalmente a Wilders, un controvertido diputado que utiliza una retórica antiislam, en medio de la peor crisis migratoria en Europa desde fines de la Segunda Guerra Mundial.

EFE

Wilders, que se distingue por su pelo rubio platino, tiene que comparecer el lunes ante la justicia holandesa por discriminación e incitación al odio, tras haber declarado hace dos años querer "menos marroquíes" en Holanda.

"Estoy totalmente en desacuerdo con Geert Wilders", apostilla el líder de la formación ecologista. "Quiero que vuelva mi país, el de la tolerancia", asegura.

Según los sondeos, el PVV de Wilders lidera las intenciones de voto con entre 25 y 29 diputados, junto al VVD del primer ministro liberal Mark Rutte. El partido ecologista de izquierda de Klaver obtendría entre 11 y 15 escaños, según la página web de referencia Peilingwijzer.

Para hacer frente a una posible coalición liberal, Klaver ha hecho un llamamiento a los partidos de izquierda, como los laboristas del PvdA, los progresistas de D66 y los socialistas del SP.

Para el diario NRC Handelsblad, este "recién llegado" a la política holandesa ha dado "un nuevo impulso" a su partido, que sólo obtuvo cuatro escaños en las últimas elecciones, en 2012.

– 'JFK' –

Partidario de numerosas ideas del economista francés Thomas Piketty, Jesse Klaver lo invitó al parlamento holandés en 2014. Como el autor del exitoso "El capital en el siglo XXI", el político ecologista estima que la globalización ha creado una sociedad desigual y un reparto injusto de la riqueza.

"Tenemos que actuar de tal manera que Europa funcione para todo el mundo, no sólo para un pequeño grupo de ricos que tuvieron suerte y que lo único que harán será enriquecerse aún más", advierte.

Padre de dos hijos, Klaver es comparado a menudo con el primer ministro canadiense Justin Trudeau, cuyo parecido físico es sorprendente.

Pero según él, John Fitzgerald Kennedy -con quien comparte las iniciales,  "Jesse Feras Klaver"- es su más importante fuente de inspiración, hasta el punto de que tiene varias fotos del asesinado presidente estadounidense en su oficina, y una taza donde se puede leer su famosa frase: "Una persona puede hacer la diferencia, así que todas deberían intentarlo".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo