Adrian Russell, el autor del atentado de Londres, era un converso al Islam

El autor del atentado de Londres, Khalid Masood, se llamaba en realidad Adrian Russell Ajao, un británico de 52 años que pasó de la delincuencia común al yihadismo a una edad inusualmente tardía.

Por Agencias

El autor del ataque de Londres nació con el nombre de Adrian Russell Ajao, informó hoy el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley, e indicó que otras dos personas han sido detenidas en relación con el atentado.

En una rueda de prensa delante del edificio policial, Rowley dijo que esas dos personas fueron arrestadas esta madrugada en el centro y en el norte de Inglaterra y calificó las detenciones de "significativas", al tiempo que pidió ayuda a la población sobre cualquier información sobre el responsable del atentado.

Cuando fue abatido por la policía el miércoles ante el Parlamento, el agresor utilizaba el nombre de Khalid Masood, aunque las autoridades han indicado que en el pasado usó otros nombres.

Según los medios, Masood -o Russell Ajao-, también era conocido con el nombre de Adrian Elms, nacido en el condado de Kent, sureste de Inglaterra, hijo de madre soltera y padre de tres hijos.

Descrito como "un tipo amable" por una vecina, tuvo muchos problemas con la ley de joven, pero hacía 13 años que no se metía en líos hasta que sembró el terror en Westminster, solo, con un coche y un cuchillo, matando a 4 personas e hiriendo a 50.

La policía dice que el atentado del miércoles "está relacionado con yihadismo" -gente que lo conoció lo describía como "religioso"-, y trata ahora de reconstruir el rompecabezas de su vida y personalidad para entender en que momento se radicalizó.

– Acuchilló a un hombre en la cara –

Su cambio de Adrian Russell Ajao a Khalid Masood apunta a una conversión al Islam. Por el camino, usó otros alias, como Adrian Elms.

Los medios británicos afirman que estuvo en Arabia Saudita trabajando como profesor a mediados de los años 2000, y que ahí se radicalizó antes de regresar a Reino Unido en 2009.

Masood/Russell "no era objeto de ninguna investigación" y "los servicios de información no poseían elementos sobre su intención de llevar a cabo un atentado terrorista", informó Scotland Yard.

 

Creció en Rye, en Kent. Desde junio vivía en la zona de Birmingham con su mujer y sus hijos, según vecinos que lo describieron como "muy religioso".

Sin embargo, había estado dos veces en la cárcel, una por acuchillar a un hombre en la cara. Cometió otras agresiones, y desórdenes públicos y su última condena databa de diciembre de 2003, hace más de 13 años, por posesión de arma blanca.

– "Amistoso, risueño, bromista" –

Masood pasó la noche antes del atentado en un hotel Preston Park de Brighton, en la costa sur de Inglaterra, donde explicó al personal que estaba visitando a unos amigos. Había ya alquilado el coche que usó para atropellar a los peatones cerca del Big Ben.

Sabeur Toumi, director del hotel, donde se había alojado también el viernes anterior, dijo a Sky News que Masood se había mostrado "muy amistoso, risueño y bromista".

"Es desconcertante, porque hoy en día no estos días no sabes quién es malo y quién es bueno. Era como cualquier otro huésped del hotel".

"Era un tipo amable. Solía verlo fuera cuidando su jardín", dijo Iwona Romek, una antigua vecina suya, al Birmingham Mail.

"Tenía mujer, una joven asiática, y una niña que iba a la escuela", añadió. Algunos medios hablaban de 3 hijos, en total.

Masood y su familia se mudaron del barrio sin despedirse hace unos meses, según Romek.

Su tardía entrada en la violencia ideológica es lo único que lo distingue de los autores de los atentados de noviembre de 2015 en París, o los de marzo de 2016 en Bruselas.

"No hay muchas sorpresas" en la figura de Masood, explicó a la AFP Brooke Rogers, investigador en terrorismo del Kings College de Londres.

"El vínculo con la delincuencia, se ha visto ya en otras ocasiones", añadió, recalcando que el paso por la cárcel es a menudo otra etapa hacia el yihadismo, "potencialmente la puerta de entrada a la radicalización".

Sólo la edad "se sale de la norma", porque duplicaba, como mínimo, a la de sus colegas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo