La receta de la discordia ya no es la pizza con piña, sino que la pizza con espaguetis

El primer ministro de Nueva Zelandia presentó su innovadora combinación.

Por Javiera Ortiz

En los últimos meses hemos visto cómo a través de la comida diferentes líderes políticos han intentado unificar a su país, Donald Trump y su amor a la comida rápida – sobre todo a Mc Donalds- es un ejemplo o el odio del primer ministro islandés a echarle piña a la pizza.

Esta vez el primer ministro de Nueva Zelanda, Bill English, también mostró sus preferencias culinarias. El neozelandés, de 55 años, publicó en Facebook el siguiente mensaje: “Cociné para la familia la pasada noche – like si estás de acuerdo con los espaguetis enlatados en la pizza”.

La publicación, que reclamaba likes como si fuese el posteo de una quinceañera triunfó. Hasta el momento tiene más 9.700  me gusta, mientras que otros posteos difícilmente superan las 4 cifras numéricas.

El posteo cuenta con aproximadamente unos dos mil comentarios, los que generaron una alta controversia. Por un lado estaban quienes afirmaban que nadie votaría por alguien que “destroza la cocina italiana de una manera tan degenerada”. Mientras que otros comentaban que estaban "totalmente de acuerdo que spaghetti en pizza es ñam"

Además de los espaguetis, la pizza lleva tocino y piña. Sí, piña, lo que sumó más burlas. “¿Qué hacemos en un país en el que el primer ministro hace pizza con espaguetis y piña?”, se preguntaba un usuario en Twitter.

La pizza ha provocado una división de opiniones pero también otras preguntas: ¿Prepararía el primer ministro neozelandés esta pizza si le visitara el primer ministro islandés? ¿Provocaría este hipotético acto un nuevo conflicto internacional?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo