La semana negra que remeció a Venezuela

En los últimos siete días se han registrado cuatro protestas y un muerto a causa de los enfrentamientos.

Por Javiera Ortiz

Durante el fin de semana en Caracas se registró la cuarta manifestación convocada por la oposición, luego que el pasado jueves 30 de marzo la máxima instancia judicial de Venezuela golpeara con una sentencia que agravó su situación: el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anunció que asumiría las labores de la Asamblea Nacional ya que éste se encontraría en desacato.

Decisión que desencadenó una oleada de protestas y enfrentamientos, los que ya dejaron su primera víctima fatal: este jueves murió un joven opositor de 19 años, hecho que, según el líder opositor Henrique Capriles, ocurrió "por órdenes" del ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol.

La prohibición de Capriles

El director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la Universidad Finis Terrae

Dichos por los que el gobernador de Miranda fue inhabilitado para cumplir cualquier cargo público durante los próximos 15 años. Para el director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la Universidad Finis Terrae, Alberto Rojas, esta última decisión “claramente empeora la situación en Venezuela, pero si uno mira hacia atrás, hemos tenido un sin número de manifestaciones convocadas por la oposición a lo largo de los años con lo que se ha logrado muy poco salvo detenidos, heridos y muertos”.

Manifestaciones que según la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodriguez, son en parte responsabilidad del secretario general de la OEA, Luis Almagro, por no respetar la soberanía de su país. Respecto a esta acusación, Rojas afirma que “Almagro está en total sintonía con lo que plantea la oposición, que es que el régimen venezolano ya no puede calificarse como democrático, por lo que se ha querido activar la Carta Democrática. En este contexto, esta oleada de manifestaciones es un intento más por hacer sentir su fuerza y además intentar algún tipo de cambio”.

Sin embargo, el especialista advierte que “si la OEA activa la Carta Democrática e incluso tiene sanciones o la suspensión de su membresía, tengo la impresión que para el régimen de Nicolás Maduro no le causa mayor daño, no causa un mayor impacto, porque el régimen va a seguir funcionando”.

“Lo hemos visto hace meses y lo que más puede impactar al gobierno de Maduro es la economía: la falta de alimentos, medicamentos o insumos. Situación que se ha visto mermada por la mala gestión del petróleo. Lo que hoy nos queda intentar responder es si estas elecciones se lograrán concretar , si el Ejecutivo va a dilatar o no estos comicios o si va a cambiar las reglas del juego, y sobre todo, qué carta exitosa puede poner la oposición para competir con Maduro” sentencia Rojas.

El destino de Venezuela

Ante la duda por las próximas acciones del Gobierno de Maduro el experto afirma que “la gente está esperando una reacción del Gobierno, pero hoy es difícil hacer una proyección categórica porque la presión social está aumentando y un estallido por algún lado, no es esperable ni deseable pero tampoco descartable”.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo