¿En qué están los golpistas que trataron de derrocar a Hugo Chávez en 2002?

Entre el 11 y el 13 de abril de 2002, el presidente venezolano Hugo Chávez fue objeto de un golpe de Estado conjurado por opositores civiles y un grupo de militares, que lo apartó del poder por 47 horas

Por Irene Ayuso

El 11 de abril de 2002, cientos de miles de opositores, descontentos con las políticas del gobierno, marcharon hacia el palacio de Miraflores para exigir la renuncia de Chávez, en el poder desde 1999.

La manifestación, que había sido convocada por la Confederación Venezolana de Trabajadores, principal central obrera del país, y Fedecámaras, la patronal más importante, acabó en forma violenta, con un saldo de 19 muertos y un centenar de heridos.

-Cronología de un golpe-

En la madrugada del 12 de abril se desencadenó el golpe de Estado, encabezado por el empresario Pedro Carmona, quien en un único decreto disolvió los poderes legislativo y judicial y entronizó efímeramente el poder.

Pero, un día después, militares leales se pronunciaron a favor de Chávez, estallaron manifestacioens populares de apoyo al mandatario y éste regresó triundante al poder.

Estos hechos abrieron la puerta a una profunda división en el país: entre quienes veían a Chávez como el benefactor de las clases populares y quienes estiman que estaba llevando al país petrolero al autoritarismo.

Hoy, a 15 años, hacemos un repaso para escudriñar, qué fue de los protagonistas detrás del golpe, a cargo de algunos sectores militares y del empresariado, con cierto apoyo de partidos de oposición, medios de comuncación y de la alta jerarquía de la Iglesia Católica.

1- Pedro Carmona Estanga: presidente de la patronal Fedecámaras. Lideró la convocatoria a marchar el 11 de abril para solicitar la renuncia de Chávez. El 12 de abril se autoproclamó presidente y disolvió los poderes públicos, pero a las pocas horas su mandato fue desconocido por los militares.

Acusado de rebelión y usurpación de poderes, permaneció bajo arresto domiciliario hasta el 23 de abril de ese mismo año, cuando huyó hacia Colombia, donde reside como asilado, y donde dirige la Maestría en Administración de Negocios en la Universidad Sergio Arboleda e imparte clases.

2- Carlos Ortega: presidente de la Confederación Venezolana de Trabajadores, la principal central obrera del país, que junto a Fedecámaras, llamó a la marcha. En 2005 fue condenado a 16 años de prisión por conspiración y traición. Escapó del retén militar donde permanecía encarcelado en agosto de 2006 y desde 2007 vive exilado en Perú.

3- Efraín Vásquez Velasco: Comandante general del Ejército, se rebeló contra el gobierno de Chávez, pero luego rechazó la juramentación de Carmona en la presidencia. Vive fuera del país.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo declaró inocente en agosto de 2002, tras desestimar la tesis de golpe de Estado. Esta sentencia fue anulada por el propio TSJ en 2005.

4- Lucas Rincón Romero: Ocupaba la Inspectoría General del Ejército. La madrugada del 12 de abril anunció en la TV la renuncia al poder de Chávez por petición militar. Pasó a retiro y desde 2006 es embajador de Venezuela en Portugal.

5- Isaías Rodríguez: Era el Fiscal General. Poco antes de la lectura del decreto de Carmona que acabó con los poderes públicos, desmintió en una rueda de prensa televisada que Chávez hubiera renunciado y denunció el desarrollo de un “golpe de Estado”. Desde julio pasado es embajador de Venezuela en Italia.

6- Raúl Isaías Baduel: Comandaba la Brigada de Paracaidistas en Maracay (80 km al suroeste de Caracas). No reconoció a las autoridades transitorias y encabezó la resistencia de los sectores militares leales a Chávez que lo restituyeron en el poder.

En 2006 fue designado ministro de Defensa pero en 2007, tras retirarse del cargo, rompió con el chavismo al que enfrenta con fuertes críticas. En 2011 fue condenado a casi ocho años de prisión por corrupción.

7- Henrique Capriles Radonski:  Durante el golpe de Estado, ingresó a la embajada de Cuba, según él para mediar con manifestantes opositores, pero el chavismo lo acusó de asalto. Por ello estuvo preso cuatro meses en 2004, aunque luego fue absuelto y retomó sus banderas.

Actual gobernador del populoso estado de Miranda (norte), este abogado de 44 años es una de las figuras más reconocidas y populares de la oposición.

En el año 2012 fue candidato por la oposición a la presidencia, resultando perdedor. En el año 2013 tras la muerte de Hugo Chávez se presentó nuevamente a las elecciones contra Nicolás Maduro, quien resultó elegido. Fue anunciado como precandidato de su partido Primero Justicia para las primarias en que será elegido el postulante de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para los comicios de 2018.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo