El presidente de Filipinas apuesta por armar a civiles para combatir a yihadistas

Rodrigo Duterte anunció esta medida luego que el grupo separatista e islamista extremo, Abu Sayyaf, mostrara nuevas operaciones en el centro del país.

Por EFE

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, expresó su intención de proporcionar armas a los vecinos de Bohol para combatir a militantes yihadistas escondidos en esta isla tras una incursión fallida de Abu Sayyaf la semana pasada.

"Tengo intención de armar e involucrar a los civiles", afirmó anoche el mandatario en una entrevista con medios locales durante su visita a Bohol, en la región central del país.

Duterte aseguró que si los vecinos matan a presuntos terroristas "no tienen por qué preocuparse; simplemente acuden a la policía, hacen un informe en el que declaran la verdad y no tendrán ningún problema" y prometió otorgarles él mismo el indulto.

El presidente matizó, sin embargo, que consultará su propuesta de armar a civiles con las autoridades locales, ya que éstas "podrían plantear algunas objeciones".

Duterte visitó Bohol, donde a finales de mes se reunirá la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), una semana después de que trece miembros de Abu Sayyaf se infiltraran en la isla a bordo de lanchas para presuntamente secuestrar a turistas.

El grupo fue avistado por vecinos y el pasado 11 de abril se enfrentó con un grupo del Ejército en el que murieron tres soldados, un policía y seis rebeldes, entre ellos Abu Rami, considerado un prominente líder de Abu Sayyaf.

Otros siete yihadistas lograron escapar por lo que Duterte ofreció ayer una recompensa de unos 20.000 dólares a quien pueda facilitar la captura de los fugitivos "vivos o muertos".

"Ofrezco la recompensa por los terroristas vivos o muertos, pero los prefiero muertos porque a los vivos hay que alimentarlos y es más costoso", afirmó el presidente.

El Ejército ha emprendido una operación de busca y captura en la que ha difundido las fotografías de los yihadistas escapados -que aún estarían armados- y han pedido la colaboración de los vecinos de Bohol.

Este incidente podría suponer un fuerte golpe a la economía de la isla, conocida por sus atractivos turísticos y donde hasta ahora no se había detectado la presencia de organizaciones yihadistas.

Abu Sayyaf, fundado en 1991 en la isla de Basilan (sur), ha secuestrado en los últimos años a decenas de personas en aguas del suroeste de Filipinas y el noreste de Malasia para exigir rescates con los que se financia.

El grupo decapitó en febrero a un rehén alemán tras no recibir el rescate monetario que reclamaba y mantiene en su poder una treintena más de rehenes, incluidos una veintena de extranjeros de varias nacionalidades.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo