Melania e Ivanka, blanco de las miradas en Arabia Saudita

En el primer viaje al exterior de Donald Trump como presidente, a Arabia Saudita, su esposa y su hija optaron por no cubrirse la cabeza como dicta la ley de ese reino para las mujeres del país. Pese a las extranjeras se les permite la excepción, muchos recordaron que el mandatario criticó a la exprimera dama Michelle Obama cuando llegó a Riad sin velo.

Por: AFP
Melania e Ivanka, blanco de las miradas en Arabia Saudita

Melania e Ivanka Trump, esposa e hija del presidente de Estados Unidos Donald Trump, serán atentamente observadas este fin de semana en Arabia Saudita, un reino ultraconservador donde las mujeres son sometidas a severas restricciones.

En este país, la vestimenta de las mujeres puede ser objeto de críticas o polémicas y, aún más, cuando la mujer en cuestión es una antigua modelo, casada con el presidente de Estados Unidos y en viaje oficial en Arabia Saudita.

000on2a9.jpg

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, de 47 años, y su hija mayor, Ivanka, de 35 años, llegaron este sábado a Riad junto al jefe de la Casa Blanca, que continúa enredado en una serie de asuntos delicados en su país.

Al salir de Estados Unidos, Melania lucía una falda recta, de talle alto, en cuero y de color naranja. Acompañada de un jersey de cuello redondo en crema y tacones de aguja de la casa Manolo Blahnik.

Sin embargo, al descender del Air Force One, iba vestida más sobria, con un pantalón ancho de talle alto y una camisa de manga larga de color negro. Como accesorio, portaba un cinturón dorado.

Sus cabellos estaban sueltos, como ya hicieron las antiguas primeras damas de visita en Arabia Saudita, como Michelle Obama y Laura Bush

Por su parte, Ivanka salió con un vestido de tubo floral hasta las rodillas, y aterrizó en Riad vestida con un amplio vestido negro con motivos blancos y de manga larga. Iba de la mano de su esposo, Jared Kushner, que, al igual que ella, es consejero de la Casa Blanca.

000on2j1.jpg

Michelle Obama, esposa del expresidente de Estados Unidos, fue aplaudida cuando decidió no cubrirse la cabeza en sus visitas a Arabia Saudita.

Sin embargo, Donald Trump escribió el siguiente tuit el 29 de enero de 2015 en su cuenta personal: “Muchas personas dicen que es maravilloso que la señora Obama rechace llevar pañuelo en Arabia Saudita pero (los saudíes) han sido insultados. Ya tenemos suficientes enemigos”.

– Restricciones –

Arabia Saudita, gran petromonarquía del Golfo que aplica estrictamente la ley islámica, impone una serie de restricciones a las mujeres.

Es el único país del mundo que prohíbe conducir a las mujeres. Además estas necesitan el permiso de un tutor como el padre, el marido o el hermano para estudiar o viajar al extranjero.

Además las mujeres deben llevar abayas, largos vestidos negros tradicionales, y cubrirse la cabeza en público.

Pese a ello, durante el año pasado el reino saudita realizó transformaciones económicas y, como consecuencia, se registraron algunos tímidos avances. Además, la prensa local anunció a principios de mayo que las saudíes ya no necesitaban la autorización de un tutor para las gestiones administrativas.

Un cuerpo policial, conocido bajo el nombre de Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio (Moutawa), fue acusado en el pasado de cometer abusos al aplicar la política de segregación de sexos y obligar a las mujeres a cubrirse de cabeza a pies cuando están en público.

En abril de 2016, el Gobierno saudita declaró haber reducido los poderes de esta policía religiosa. Por su parte, la organización Human Rights Watch, saludó esta decisión que calificó de “evolución positiva”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo