Cómo funcionó la célula terrorista que preparaba "varios" atentados en Barcelona

Miembros de la célula yihadista que el jueves atentó en Barcelona y Cambrils (Tarragona) se reunieron y planearon los ataques durante seis meses en la casa de Alcanar (Tarragona) sin levantar sospechas

Por Agencias

En Alcanar, pequeña ciudad a 200 km al suroeste de la capital catalana, un grupo de al menos 12 personas, en su mayoría marroquíes,  estuvo planeando durante meses "uno o varios atentados en la ciudad de Barcelona", según explicó este domingo el jefe de la policía catalana, Josep Lluís Trapero.

"En ese momento se estaban preparando los explosivos para con inminencia hacer uno o varios atentados en la ciudad de Barcelona", en objetivos que no quiso precisar, indicó Trapero.En esa casa, la célula, integrada por 12 personas, tenía almacenadas más de cien bombonas de butano, precisó el funcionario.

Sin embargo los proyectos iniciales de la célula se frustraron cuando la noche del miércoles se produjo una explosión accidental en la casa, medio oculta entre olivos.

Desde entonces, la policía ha estado rastreando los cascotes, logrando sacar más de cien bombonas de gas butano, que los sospechosos habían almacenado para llevar a cabo ataques de mayor amplitud.

La policía dijo haber encontrado además "ingredientes" de TATP, un explosivo empleado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados de Barcelona y Cambrils, donde murieron 15 personas.

No obstante, la Policía asegura que en los últimos meses "no recibieron ninguna llamada extraña respecto a la casa o las personas que la ocupaban".

Los agentes no tenían ninguna alerta sobre los inquilinos de esa vivienda ni sobre el desaparecido imán de Ripoll (Gerona) Abdelbaki Es Satty, de quien se sospecha que pudo tener un papel clave en la célula, integrada por jóvenes sin antecedentes por terrorismo.

Sobre el imán, cuya vivienda registró el sábado la policía en búsqueda de pistas, Trapero indicó que por el momento no podía confirmar que fuera la persona que radicalizó a los jóvenes terroristas que componían ese grupo.

El imán, según el dirigente policial, no tiene antecedentes penales vinculados al terrorismo, aunque recordó que sí tuvo relación con un implicado en investigaciones sobre los atentados de Madrid de 2004, en el que murieron 192 personas.

La célula, que según el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, fue "desarticulada",  preparaba "uno o varios" atentados con bombas en la zona de Barcelona y disponía de 120 bombonas de gas butano, encontradas luego de una explosión la noche del miércoles en una casa de la localidad de Alcanar, 200 km al suroeste de Barcelona.

-Los autores-

Entre la docena de sospechosos abundan los marroquíes (siete confirmados) entre ellos Younes Abouyaaqoub, de 22 años, prófugo y sospechoso de ser el conductor de la furgoneta que embistió a la multitud en Las Ramblas de Barcelona.

En el ataque en Cambrils, al menos tres de los cinco abatidos eran marroquíes: Moussa Oukabir, de 17 años, Said Aallaa, de 18, y Mohamed Hychami, de 24.

Otros dos miembros de la célula habrían muerto en la explosión ocurrida en Alcanar.

Y al menos, cuatro sospechosos han sido arrestados, un español nacido en el enclave de Melilla y tres marroquíes, uno de ellos el hermano mayor de Moussa Oukabir, Driss, de 27 años. Tres fueron detenidos en Ripoll, donde vivía el imán, y el otro en Alcanar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo