La policía de Cataluña abatió al autor del atentado en Barcelona

El terrorista abatido es Younes Abouyaaqoub, el conductor de la furgoneta que embistió a una muchedumbre el jueves y estaba prófugo. Habría sido neutralizado en el pueblo de Subirats y en el último instante gritó "Allahu Akhbar"

Por Agencias

 

La policía abatió este lunes a unos 50 km al oeste de Barcelona a Younes Abouyaaqoub, el presunto autor del atropello masivo en las Ramblas de la capital catalana, indicó a AFP una fuente cercana a la investigación.

El sospechoso, que llevaba adherido al cuerpo "lo que parece ser un cinturón de explosivos", fue "abatido", indicó la policía catalana en su cuenta de Twitter. "Parece que han abatido a un sospechoso que podría ser el autor del atentado" en Barcelona, añadió una fuente cercana a la investigación.

Los Mossos d'Esquadra puntualizaron que por el momento "no tenemos confirmada la identidad de la persona muerta" en la zona de Subirats, a unos 50 km al oeste de Barcelona.

Según explicaron en su cuenta Telegram, los TEDAX, un cuerpo policial especializado en desactivar bombas, "están haciendo comprobaciones para ver si el cinturón de explosivos que llevaba pegado al cuerpo es ficticio o real".

El incidente se produjo en plena búsqueda del marroquí Abouyaaqoub, de 22 años, que según la policía catalana era el conductor de la camioneta blanca que mató a 13 personas en las Ramblas de Barcelona e hirió a otras 120.

terrorista AFP

Los Mossos creen también que el joven marroquí mató ese jueves a otra persona, un español de 34 años, para hacerse con su coche y darse a la fuga. La víctima, Pau Pérez, apareció acuchillada dentro del vehículo, horas después del atropello masivo.

– Nueva víctima –

Este joven marroquí de 22 años descendió el jueves en una furgoneta blanca unos 500 metros de la popular y concurrida avenida de Las Ramblas a toda velocidad y haciendo eses, dejando un reguero de 13 muertos y 120 heridos.

Entonces abandonó el coche y recorrió unos seis kilómetros hacia el sur, llegando una hora y media después hasta la zona universitaria, en la salida de la ciudad, muy solitaria en pleno agosto.

Allí, acuchilló a un español que estacionaba su vehículo y emprendió la huida saltándose un control policial, explicó Trapero.

El cuerpo de la víctima, Pau Pérez, un hombre de 34 años, fue hallado poco después en su Ford Focus a tres kilómetros pero hasta este lunes no se confirmó su relación con los atentados.

Por ello, "elevamos el número de víctimas de 14 a 15", indicó Joaquim Forn.

Las 15 víctimas mortales, siete mujeres y ocho hombres, fueron ya plenamente identificadas: cinco españoles, entre ellos un niño de tres años, una hispano-argentina, tres italianos, dos portuguesas, una belga, un estadounidense, un canadiense y un niño australo-británico de siete años.

– Epicentro yihadista –

Abouyaaqoub sería el único prófugo de la célula de doce miembros que causó el doble atentado de Barcelona y Cambrils, una localidad costera a 120 kilómetros al sur, donde murió una mujer y fueron heridas seis personas más.

Cuatro fueron detenidos, cinco abatidos por la policía en Cambrils y otros dos se sospecha que fallecieron en la deflagración el miércoles en una casa de Alcanar (200 kilómetros al sur), donde preparaban explosivos para uno o varios atentados de mayor envergadura.

La mayoría de ellos vivían en Ripoll, un pueblo en la falda de los Pirineros 100 km al norte de Barcelona, donde la madrugada del lunes se produjeron nuevos registros.

El imán de esa localidad, el marroquí Abdelbaki Es Satty, podría haber muerto en Alcanar, y es una de las figuras clave de la investigación, pues habría adoctrinado al resto de integrantes, todos muy jóvenes y sin antecedentes por terrorismo.

El religioso estuvo encarcelado en España entre 2010 y 2014 por tráfico de drogas, según las autoridades catalanas.

Luego residió en Machelen, en la periferia de Bruselas, "entre enero y marzo de 2016", según el alcalde de la localidad vecina de Vilvorde, Hans Bonte.

El presidente de la comunidad musulmana Annour en Ripoll, Ali Assid, aseguró este lunes a la cadena SER que "nunca hubo un mensaje radical" del imán, y que si este está detrás de los ataques, "es que tenía dos caras, en la mezquita una cara y otra cara fuera".

Los expertos sitúan esta región como el foco de la actividad yihadista en España, con una importante concentración de mezquitas salafistas donde se pueden producir estos procesos de captación.

 

Noticia en desarrollo…

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo