Agencia ambiental de EEUU descarta toxicidad peligrosa en planta inundada por Harvey

Las autoridades ya habían evacuado un perímetro de 3 km en torno a la planta, que fabrica peróxidos orgánicos, un compuesto que se usa para elaborar plásticos y productos farmacéuticos.

Por AFP

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) descartó el jueves señales de toxicidad peligrosa en la humareda producida tras explosiones registradas en una planta química en Texas, inundada tras la tormenta Harvey.

"No hay concentraciones preocupantes por los materiales tóxicos reportados en este momento", señaló EPA con relación a la explosión de la planta de la empresa francesa Arkema, ubicada en Crosby, 40 km al noreste de Houston.

Anteriormente, la Agencia federal de gestión de emergencias (Fema) anunció que el humo proveniente de explosiones "es extremadamente peligroso".

Nosotros basamos un cierto número de evacuaciones en lo que llamamos modelización del humo, en consecuencia, sí, este humo es extremadamente peligroso", declaró el director de la Fema, Brock Long, en una conferencia de prensa.

Richard Rennard, que dirige una de las filiales del grupo Arkema, explicó que estos incendios producen un humo irritante para los ojos y los pulmones e instaron a quienes puedan haberlo inhalado a ver un médico.

Las dos explosiones que tuvieron lugar este jueves en una planta química en Crosby (Texas), inundada tras las lluvias torrenciales provocadas por la tormenta Harvey en el sur de Estados Unidos, informó Arkema, la compañía propietaria.

Texas AFP

La compañía indicó que "prevalecía la amenaza de explosiones adicionales" y pidió a los ciudadanos que se mantuvieran alejados de la zona de evacuación.

"Hacia las 02:00 hora local el centro de operaciones de urgencia del condado de Harris nos notificó dos explosiones y humaredas negras procedentes de la planta de Arkema en Crosby", indicó el grupo en un comunicado.

Las autoridades ya habían evacuado un perímetro de 3 km en torno a la planta, que fabrica peróxidos orgánicos, un compuesto que se usa para elaborar plásticos y productos farmacéuticos.

police referencial / AFP

La empresa ya indicó que un corte eléctrico provocado por las lluvias impedía la refrigeración adecuada de los peróxidos orgánicos guardados en la planta y de que existía riesgo de que se incendiaran y explotaran.

"Los peróxidos orgánicos son extremadamente inflamables por lo que, de acuerdo con las autoridades, lo mejor era dejar que el incendio se apagara por sí mismo", explicó Arkema.

La tormenta Harvey dejó al menos 33 muertos desde que tocó tierra en Texas el viernes pasado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo