Miami, la puerta de ingreso de "la bestia", se prepara para la llegada del huracán Irma

Miami se prepara para recibir la posible destrucción total de su belleza turística con la incursión del Huracán IRMA, que avanza destruyendo todo a su paso desde Centroamérica con categoría 4 en términos técnicos, pero que en la realidad, se podría decir que por apenas un par de dígitos, ya es una categoría 5.

Por EFE

Las primeras lluvias asociadas al huracán Irma llegaron hoy a Miami (EEUU), donde se espera que las condiciones climáticas empeoren con el paso de las horas y se aproxime este ciclón de categoría 4, que podría tocar tierra en el sur de Florida, la próxima madrugada.

Con estas lluvias llegaron además los primeros cortes de luz, a pesar de que los enormes vientos del huracán, de 215 kilómetros por hora, con rachas más fuertes, casi no se sienten todavía en Miami.

La ciudad lleva días preparándose para el posible impacto directo del, en palabras del gobernador, Rick Scott, "devastador" huracán Irma, que avanza por el norte de Cuba, donde tocó tierra la noche del viernes en el archipiélago de Camagüey.

 

A las 08.00 hora local (12.00 GMT), el ojo de Irma se ubicaba a 135 kilómetros al este de Caibarién (Cuba) y a 440 al sur-sureste de Miami y avanzaba a una velocidad 19 kilómetros por hora en dirección oeste.

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU, con sede en Miami, Irma podría girar hacia el noroeste a finales del día de hoy.

De esta forma, el ojo del huracán llegaría a los Cayos de Florida el domingo por la mañana y luego la costa suroeste de Florida el domingo por la tarde.

El corte del fluido eléctrico es una de las principales preocupaciones de los residentes y autoridades de Florida, que han reforzado el dispositivo de las compañías del sector, pues Florida Power Light, una de las principales del estado, espera que unos 4,1 millones de clientes pierdan la luz debido al ciclón.

Irma, el huracán más poderoso registrado nunca en el Atlántico, ha dejado al menos 18 muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico y ha causado graves destrozos en la isla de Barbuda y la parte francesa de San Martín.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo