"La marea de tormenta": la gran amenaza que podría dejar la costa oeste de Florida sumergida bajo el mar

Florida ha comenzado la cuenta atrás para la colisión de Irma, el mayor huracán de la historia del océano Atlántico y con visos de provocar una catástrofe inédita

Por Agencias

El poderoso huracán Irma tocó tierra en Cuba durante la madrugada con categoría cinco y giró en las últimas horas hacia la costa suroeste de Florida, poniéndola en una situación de alarma a ciudades como Naples, Fort Myers y Tampa, las grandes ciudades de la costa oeste de Florida. 

Sobre un huracán a menudo solo se tiene en cuenta la velocidad del viento, pero en Naples, Fort Myers y Tampa,  se sabe que el verdadero peligro de Irma es la "marea de tormenta", un aumento repentino del nivel del mar que cae como una pared de agua sobre la costa.

Según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS), la marea provocada por el huracán Irma podría alcanzar los 4,5 metros de altura en el extremo suroeste de Florida, dependiendo de la configuración del litoral., lo que podría anegar ciudades como Naples, Fort Myers o Marco Island. Otro de los principales peligros son los tornados y el Servicio Nacional de Meteorología emitió un aviso para todo el sur del estado hasta el mediodía local.

 

El ascenso del agua se observa mucho antes de que el huracán toque tierra, lo que acorta el tiempo para la evacuación de la población. 

La mayor parte de las 1.800 muertes causadas por el huracán Katrina que asoló Luisiana en 2005 fueron atribuidas a este fenómeno, según la NOAA. 

Empujadas por el viento, las olas pueden desplazarse decenas de kilómetros tierra adentro, inundando rápidamente los hogares, las carreteras y ahogando a automovilistas atrapados en sus vehículos por el abrupto aumento del nivel del agua. 

El peso del agua también puede demoler infraestructuras demasiado frágiles para soportar esa fuerza. 

-Cambio de rumbo-

Los habitantes de la ciudad de Tampa y de la costa floridiana del Golfo de México se han visto sorprendidos cuando desde la noche del viernes los sucesivos pronósticos meteorológicos señalaban que el poderoso huracán Irma apuntaba hacia las costa oeste de Florida (EEUU).

Tras días en los que el área metropolitana de Miami, con seis millones de habitantes, esperaba el desenvolvimiento de este huracán, cuyo ojo se esperaba tocara tierra en el sureste del estado con categoría 4 y produjera efectos devastadores, los habitantes de Naples y Tampa apuran hoy los preparativos de lo que finalmente parece ser un impacto inminente por sus costas.

En la bahía de Tampa, de unos 4 millones de personas y que no afronta el impacto de un huracán desde hace casi un siglo, se produjeron a lo largo de hoy una serie de órdenes de evacuación inmediata y los refugios poco a poco han ido alcanzando el máximo de su capacidad. Según consigna Univisión, Tampa es según los expertos una de las zonas más vulnerables de EEUU a inundaciones y daño por un huracán si sufre un impacto directo. Un estudio del Banco Mundial consideró que la Bahía de Tampa es una de las 10 áreas con mayor riesgo en todo el mundo.

Más al sur, en Naples, las autoridades también urgieron a la población costera a evacuar, y entre los que han cumplido la orden figura el propio gobernador estatal, Rick Scott, quien junto a su familia ha abandonado su mansión de 3.400 pies cuadrados (unos 316 metros cuadrados). Naples, una ciudad costera que da al Golfo de México, se asienta en el condado Collier, en donde este sábado se han multiplicado sucedido nuevas evacuaciones ante la llegada del huracán Irma, que este domingo alcanzará Florida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo