"¿Burkas? Preferimos los bikinis": los carteles del movimiento de extrema derecha que preocupa en las elecciones de Alemania

El AfD podría convertirse en la tercera fuerza política del país, en donde se asume además que Merkel seguirá tomando las riendas de la nación.

Por Agencias

 

Este domingo son las elecciones federales en Alemania, en donde todos los sondeos adelantan un cuarto mandato de la canciller Angela Merkel, algo que asumen los propios votantes. Sin embargo, no todo se relaciona a la figura de una de las mujeres más poderosas del mundo, sino que también al ascenso que tendría el AfD, movimiento de extrema derecha que podría convertirse en la tercera fuerza política del país.

Con una gorra en la cabeza y un jersey con capucha, Wolf Herbert, de 37 años, también cree que Merkel va a ganar aunque le gustaría que "alguien ocupara su lugar".

"El mercado laboral está muy fragmentado y los jefes abusan de los contratos cortos. ¡Necesitamos más seguridad!", afirma.

Pero, a pesar de sus críticas, no votará a favor de la AfD, partido que crece sobre todo en la exRDA y que podría convertirse en la tercera fuerza política del país.

"Muchos los caricaturizan sin haber leído su programa. Pero siguen siendo peligrosos y espero que obtengan el menor número de votos posible", asegura antes de salir de un gran hotel que sirve de colegio electoral en el sureste de Berlín.

AfD Uno de los carteles del AfD. Getty

Alexander, un banquero cuadragenario de Fráncfort, coincide con Herbert y espera que "no haya un ascenso de la extrema derecha en Alemania".

Sabine Maier, una estudiante de Derecho, considera por su parte que no hay que exagerar la amenaza de la AfD, a pesar de sus palabras revisionistas sobre el nazismo. "¡No son todos fascistas! Los medios exageran respecto a ellos", dice.

Antes de subir a su bicicleta, se vuelve y baja la mirada al ver un gran cartel electoral de la AfD en el que dos mujeres se pasean en bañador en una playa. Su lema: "¿Burkas? Preferimos los bikinis".

"A veces van demasiado lejos", lamenta, antes de ir a ver la maratón que se celebra este mismo día en Berlín, para "pensar en otra cosa".

Pero, incluso en la carrera resulta difícil olvidar la política. Además de los omnipresentes carteles electorales, algunos aprovechan la ocasión para recordar los comicios.

"Buenos días, buenos días, ¿han votado ustedes?", preguntan miembros de un grupo de samba ecologista a los numerosos espectadores de la maratón.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo