La ultraderecha alemana vuelve al Parlamento 70 años después

Las elecciones del domingo en Alemania confirmaron a la canciller Merkel para un cuarto periodo. Pero el partido AfD, de ultraderecha, consiguió 94 escaños en el Bundestag. Metro investiga las implicancias del hecho.

Por Felipe Herrera Aguirre

Las elecciones alemanas del domingo confirmaron lo predecible: Angela Merkel seguirá cuatro años más como canciller. Será la mujer que más tiempo ha estado en la jefatura de gobierno en Europa.

Pero su partido, la Unión Critiano Demócrata, bajó las preferencias. La fuga también la vivieron los socialdemócratas, quienes obtuvieron su peor resultado desde 1949 (20,5 por ciento). En una elección proporcional, los escaños obtenidos en el parlamento por el partido de Merkel le obligará a hacer coaliciones para gobernar.

Esperábamos un resultado mejor”, reconoció Merkel.

La sorpresa mayúscula, y que ensombreció la elección, es el auge de la ultraderecha alemana. Desde que terminara la Segunda Guerra Mundial que un partido extremista no tenía presencia en el Bundestag. Y los votos obtenidos por el partido Alternativa por Alemania (AiF) les otorga 94 escaños. Atrajo casi un millón de votos. Es el tercer partido más votado.

Fue catalogado recientemente por el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, como “verdaderos nazis”. "Vamos a recuperar nuestro país y nuestro pueblo", dijo el colíder del partido, Alexander Gauland.

No queremos perder Alemania por una invasión de extranjeros de diferentes culturas", aseguró Gauland este lunes.

Cientos de personas salieron a protestar en contra del partido de ultraderecha alemana AfD. Getty

Nacido en el 2013, el partido Alternativa por Alemania “logra juntar votantes euroescépticos (Alemania paga demasiado para Europa del sur), conservadores e identitarios (xenófobos)”, explica a Metro Florent Sardou, analista internacional.

“También a los que ven en los migrantes una amenaza para su trabajo y su identidad; Alemania acogió 1 millón de refugiados en 2015, gran parte de Medio Oriente”, agrega Sardou, quien además es profesor del Programa de Estudios Europeos de la Universidad de Concepción, Chile. “En 2015, con la llegada masiva de refugiados, la identidad y la xenofobia se transformaron en nuevos pilares del discurso de este partido. El AfD tiene un discurso muy anti inmigrantes: logra seducir los ultra derechistas del NPD y neonazis”.

Es por esto, y considerando los últimos avances de la ultraderecha en Europa, es que para Sardou no es tan sorpresivo el resultado. “El populismo sigue muy fuerte en Europa y el excelente resultado de AfD es una señal clara”, dice.

Angela Merkel cumplirá su cuarto periodo como canciller y jefa del gobierno alemán. Getty

Obligados a negociar

Los bajos resultados de los demócratacristianos y de los socialdemócratas obliga al gobierno a negociar. "Somos el partido más fuerte y no puede haber coalición de Gobierno sin nosotros", dijo Merkel después de que se conocieran los primeros resultados.

En Alemania ya se habla de una posible coalición “Jamaica”. Esto sería una alianza entre el partido de Merkel, los liberales del FDP y los verdes de Cem Özdemir. Por los colores de los tres partidos, negro, amarillo y verde, es que se les llama como al país caribeño.

Para definir el papel que tendrán los ultraderechistas en el gobierno, primero deben mantener su unidad. Una que, según los últimos movimientos, no parece segura.

La primera señal de su fragilidad: este lunes su copresidenta, Frauke Petry, elegida diputada, decidió dejar el partido acusándolo de ser ‘extremista’”, explica Sardou.

Angela Merkel. Getty

"Las negociaciones van a ser largas y difíciles"

Florent Sardou, analista internacional, profesor del Programa de Estudios Europeos de la Universidad de Concepción, Chile.

¿Cómo calificarías los resultados de las elecciones en Alemania?

– A diferencia de muchos observadores, no estoy sorprendido por los resultados. Los 3 grandes partidos al poder (CDU/CSU y SPD) han sufrido una importante baja en los votos.

Luego de la victoria de Macron en Francia, muchos esperaban una amplia victoria de Merkel para dar como superada la ola populista, nacionalista y anti UE iniciada en 2016 (Austria, Pais Bajos, Brexit, Francia). Nada de eso: el populismo sigue muy fuerte en Europa y el excelente resultado de AfD es una señal clara. El único país que resistía a la extrema derecha, Alemania, ya no lo es.

¿A qué se debe este surgimiento de la ultraderecha alemana?

– Logra juntar votantes euroescépticos (Alemania paga demasiado para Europa del sur), conservadores e identitarios (xenófobos): los que ven en los migrantes (Alemania acogió 1 millón de refugiados en 2015, gran parte de Medio Oriente) una amenaza para su trabajo y su identidad. No hay azar: los mejores resultados de AfD están en la ex RDA, región que sigue golpeada por una crisis económica.

La ex RDA es la región donde renació la ultraderecha alemana: el NPD en los 90, el movimiento anti islam Pegida y ahora AfD".

El AfD nace en 2013 contra la supuesta “izquierdizacion” de Merkel y en el contexto de la crisis de la deuda en la UE. Fundado por profesores universitarios, Economistas: algunos nacionalistas conservadores y otros liberales anti europeos. Quieren salir del Euro para defender los interesese de Alemania.

En 2015, con la llegada masiva de refugiados, la identidad y la xenofobia se transforman en nuevos pilares del discurso de este partido. AfD tiene un discurso muy anti migrantes: logra seducir a los ultraderechistas del NPD y a los neonazis.

¿Qué implica esto para Merkel? ¿Cómo se ve su nuevo periodo?

– Hay que esperar primero el resultado de las negociaciones para formar una coalición. Van a ser largas y difíciles. El FPD, liberal, no ve con buenos ojos las reformas del presidente francés para reforzar la integración europea (gobierno económico de la zona euro).

Por mientras se concluye un acuerdo de gobierno, Alemania no tomará iniciativas fuertes para fortalecer la UE.

¿Qué papel pueden jugar los ultraderechistas en los próximos cuatro años?

– Hay que ver primero si AfD logra mantener su unidad: agrupa muchas corrientes políticas distintas. Pero la precarización de muchos trabajadores alemanes y el tema de los migrantes (que recién empieza) son factores que dejan pensar que la ultra derecha alemana se consolidara.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo