El mundo del deporte y espectáculo contra Trump: el complejo escenario político que rodea al presidente de EEUU

La polémica comenzó el viernes 22 luego de que el mandatario pidiera que despidieran a los jugadores de la NFL que protestaran durante el himno y continúa hasta el día de hoy.

Por Francisca Herrera

La agria polémica entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los deportistas sigue más viva que nunca y continúa aumentando. A los jugadores de la Liga Nacional de Football Americano (NFL) y de la Asociación Nacional de Basketball (NBA), se sumaron destacadas figuras del ámbito del espectáculo.

La polémica comenzó el viernes 22, luego de que el mandatario estadounidense pidiera, durante un mitín con sus simpatizantes en Alabama, que fuesen despedidos los jugadores de la NFL que protesten durante la interpretación del himno nacional porque "es una falta de respeto", y que los espectadores abandonaran el estadio si sucedía.

Trump Alabama Fotografía tomada durante discurso de Donald Trump en Alabama. / BRENDAN SMIALOWSKI / AFP

"¿No les gustaría ver a uno de esos propietarios de clubes, cuando alguien falta el respeto a nuestra bandera, decir 'saquen a ese hijo de puta de la cancha ahora mismo. ¡Fuera! Está despedido.' ¡Está despedido!?", señaló en la instancia.

Con estas palabras, Trump hacía referencia a la protesta que comenzó en agosto del 2016 a cargo del jugador Colin Kaepernick, del equipo San Francisco 49ers, quien desató una espectacular polémica al realizarla en solitario protesta por el asesinato de varios ciudadanos negros a manos de policías blancos.

Colin Kaepernick Protesta Colin Kaepernick contra la violencia racial en 2016 / EZRA SHAW / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

El gesto, de esa forma, se tornó una forma de protesta contra la brutalidad policial y las injusticias.

Desde entonces, la controversia no tuvo un único día de descanso, pero se tornó asunto de Estado después de que Trump decidió sugerir que los espectadores abandonen los estadios ante esas protestas y que los jugadores sean despedidos sumariamente.

Complejo escenario político

Pero como siempre ocurre cuando Trump interviene con su retórica incendiaria, es difícil distinguir si se trata de un cuidadoso cálculo político o apenas de una reacción del momento.

Desde el punto de vista político, la agria polémica puede ayudar a galvanizar una parte del electorado de Trump, aferrada a símbolos como el himno o la bandera, y distraer la atención de las dificultades políticas en el Congreso.

Sin embargo, el caso exigirá una enorme sensibilidad de la Casa Blanca, ya que hace pocas semanas Trump se vio envuelto en dificultades por declaraciones ambiguas sobre la violencia de contenido racial que estalló en Charlottesville, Virginia.

Unidad de la protesta

Ante los dichos del presidente de Estados Unidos, el mundo del football americano se levantó en protesta el domingo 24. Durante 14 partidos de la liga de football americano, más de 150 jugadores hincaron una rodilla en tierra, al tiempo que otros optaron por el gesto haciendo una cadena codo a codo durante la ejecución del himno.

En uno de esos partidos, entre los Seahawks de Seattle y los Titans de Tenesí, ninguno de los equipos se encontraba en el terreno en el momento de la canción nacional.

De esta manera, Trump insistió a través de Twitter en que "mucha gente abucheó a los jugadores que pusieron rodilla en tierra el domingo (aunque fue un pequeño porcentaje del total). ¡Son fanáticos que exigen el respeto a nuestra bandera!".

La protesta también se extendió a la NBA, donde varios jugadores mostraron su apoyo a los jugadores de la NFL, y al mundo de la música. Destacados artistas como Stevie Wonder, Pharrell Williams, Eddie Vedder, Roger Waters, Mark Hamill y Samuel L. Jakcson, entre otros, han manifestado su protesta contra los dichos de Trump.

Sin embargo, esto no fue suficiente para cambiar la opinión del presidente, ya que el lunes defendió su postura a través de Twitter. "El problema de la rodilla en tierra no tiene nada que ver con cuestiones raciales. Se trata del respeto por nuestro país, nuestra Bandera, nuestro Himno", escribió.

Y doce horas después todavía seguía enfrascado en el tema, negando que hubiese ningún problema con su influyente jefe de Gabinete.

"El general John Kelly está totalmente de acuerdo con mis postura en cuanto a que los jugadores de la NFL no deben faltarle el respeto a nuestra BANDERA o a nuestro GRAN PAÍS", escribió en otro tuit al final de la tarde.

Continúan los tuits

Este martes Trump dedicó sus primeros tuits nuevamente a la polémica, al señalar que los índices de audiencia de los partidos de la NFL "están por los suelos, excepto antes de que empiece el juego, cuando la gente sintoniza para ver si nuestro país será o no respetado", comentó el presidente en su cuenta de Twitter.

Según el mandatario, el "abucheo" registrado anoche en el partido que enfrentó a los Cowboys de Dallas con los Cardinals de Arizona fue "el más ruidoso" que él haya escuchado jamás.

Este lunes los Cowboys de Dallas introdujeron una novedad importante en la protesta y fue la de ponerse todos de rodillas, incluido su dueño, Jerry Jones, pero antes de que sonase el himno nacional y se desplegase la bandera de Estados Unidos. Para la ceremonia del himno, los miembros de los Cowboys estuvieron de pie con los brazos entrelazados.

En otro tuit, Trump destacó hoy el hecho de que "todos" los miembros de los Cowboys se pusieran de pie para escuchar el himno. "¡Se está haciendo un gran progreso – todos amamos a nuestro país!", afirmó al respecto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo