Las 2 acusadas del asesinato de Kim Jong-nam en Malasia se declaran inocentes

Arranca el juicio en Kuala Lumpur destinado a despejar las incógnitas que rodean al crimen del hermano del dictador norcoreano

Por EFE

La indonesia Siti Aisyah y la vietnamita Doan Thi Huong se declararon hoy no culpables en la apertura del juicio oral en su contra por el asesinato de Kim Jongnam, hermano del líder norcoreano Kim Jong-un, en Kuala Lumpur.

La defensa cuestionó además el supuesto uso de un poderoso agente nervioso en el ataque contra Kim Jongnam el 13 de febrero de 2017 en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, la indonesia Siti Aisyah -de 25 años- y la vietnamita Doan Thi Huong -de 29- llegaron escoltadas por una decena de coches de Policía, esposadas y protegidas por chalecos antibala, a primera hora del lunes al tribunal en la ciudad de Shah Alam, al oeste de Kuala Lumpur.

Con porte serio y sin mediar palabra, ambas negaron con la cabeza al tribunal al ser cuestionadas sobre su culpabilidad de la muerte de Kim, en su primera declaración ante un juez tras ser detenidas en febrero.

De ser halladas culpables, las imputadas afrontan la pena capital por ahorcamiento.

La fiscalía sostiene que ambas eran conscientes de que participaban en un asesinato y para demostrarlo llamará a declarar a más de un centenar de testigos y expertos.

El pasado 13 de febrero, Kim se disponía a viajar a Macao, donde residía en el exilio, cuando dos mujeres le asaltaron en la terminal de salidas del aeropuerto y le frotaron el rostro con el agente nervioso VX, considerado por Naciones Unidas como arma de destrucción masiva.

La víctima solicitó asistencia médica y alrededor de 20 minutos después falleció de un paro cardiaco cuando era trasladado al hospital.


La autopsia realizada por forenses malasios determinó que el cadáver contenía residuos del citado veneno.

Dos días después, la acusada vietnamita fue arrestada cuando trataba de abandonar el país desde el mismo aeropuerto; al día siguiente, la indonesia fue detenida por las autoridades en un hotel capitalino.

En la vista de hoy, la acusación solicitó el testimonio de cuatro testigos: el policía que ayudó a la víctima a llegar al hospital, la primera persona que le asistió, una enfermera y un doctor.

Conforme al relato de estos testigos, ninguno de ellos sufrió reacción al entrar en contacto con el supuesto agente VX, señaló a la prensa el abogado Gooi Soon Seng, defensor de la indonesia, tras la vista.

La enfermera que trató de estabilizar a Kim en la ambulancia afirmó que, con las manos desnudas, le limpió la cara con toallas deshechables y le introdujo por la boca un tuvo de respiración asistida.

El oficial reconoció haber asido el maletín del fallecido, donde portaba unos 100.000 dólares, después de que este se limpiara la cara contaminada con el VX con la palma de su mano y agarrara el asa de la valija.

"¿Por qué la gente que estuvo con Kim Jongnam no mostró los efectos del veneno? (…) Les preguntaremos a los expertos cómo hay gente que sufre los síntomas y otros no (…) quizás no es VX, quizás es algo más o quizás incluso alguien más", argumentó el abogado defensor.

Tanto Doan como Aisyah aseguraron durante los interrogatorios del proceso que creían que participaban en una broma para un programa de televisión y que el supuesto veneno era aceite para bebés.

Ambas declararon a las autoridades que un grupo de cuatro hombres, quienes presuntamente orquestaron el incidente, les pagaron unos 80 dólares a cada una por participar en el montaje que a la postre se cobró la vida de Kim.

Estos hombres, que entonces fueron identificados como norcoreanos por la Policía, salieron del país el mismo día del asesinato.

Hisyam Teh, abogado de Doan, indicó a los periodistas que el juez rechazó el pedido para que les revelaran las identidades de los otros cuatro sospechosos, lo que considera esencial para la defensa de su cliente.

"Si son los que planearon el asesinato queremos saber quiénes son", dijo Teh, y añadió que acatan la decisión del tribunal.

Los servicios de inteligencia de Corea del Sur y Estados Unidos atribuyeron el crimen a agentes norcoreanos.

Pyongyang sostiene que Kim murió de un ataque cardíaco y acusa a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos, al tiempo que insiste en identificar a la víctima como Kim Chol, el nombre que figuraba en el pasaporte con el que viajaba la víctima.

Kim Jongnam nació en 1971 de la relación entre el "amado líder" norcoreano, Kim Jong-il, y su primera concubina, la actriz Song Hye-rim.

Su hermano Kim Jong-un, actual mandatario, nació en 1984 del mismo padre y su última consorte, Ko Yong-hui.

El hermano mayor estuvo considerado en su día como el mejor posicionado para heredar la jefatura del régimen, pero cayó en desgracia en 2001 y desde el extranjero atrajo la atención por criticar a Pionyang y su sistema de sucesión hereditario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo