Polémico fono denuncia en EEUU: buscan deshacerse de amantes, parejas o suegras

La línea para denunciar inmigrantes abierta por Trump se llena de gente intentando deportar a sus suegras, amantes o parejas

Por Agencias

En abril de este año, y en su primer discurso ante el Congreso,  el presidente Donald Trump ordenó al Departamento de Seguridad Interna la creación de una oficina que busca establecer permanentemente un sistema de monitoreo de crímenes cometidos solo por inmigrantes indocumentados.

La oficina, llamada VOICE, siglas para Victims of Immigration Crime Engagement, intenta "darle voz" a aquellos, que según Trump, han sido ignorados por "medios de comunicación y silenciados por grupos de interés". Básicamente se trata de una línea telefónica y oficina "para las  víctimas de crímenes de migrantes".  El mandatario ordenó al Departamento de Seguridad Interna instalar esa dependencia para canalizar de manera permanente denuncias de delitos cometidos por inmigrantes indocumentados.

A Trump le salió el tiro por la culata, pues  cuando esperaba una avalancha de nombres criminales, lo que recibió fueron miles de avistamientos de Ovnis. Fue lo que se convirtió en una excusa perfecta para un  troleo masivo en redes sociales.

Pero, y a  cinco meses de la creación de este departamento, medida que fue ampliamente criticada por gran parte de la población por su eminente carga nacionalista, el balance de la iniciativa ha arrojado grandes incongruencias con respecto a con qué fines  se está usando realmente esta línea telefónica.

Los reporteros del medio Splinter News utilizaron la Ley de Libertad de Información para obtener registros de estas llamadas y  lo que encontraron fue un espantoso surtido de personas que trataban secretamente de deshacerse de las amantes de sus maridos, de los hijos de sus esposas de matrimonios anteriores y de sus suegros, así como de un montón de quejas mezquinas y de resolución de cuentas. Luego estaba el encantador caballero que estaba tratando de conseguir que su esposa fuera deportada porque ella había presentado cargos contra ella por golpearla.

Uno de los ejemplos que expone el medio es el siguiente:  El 25 de mayo de 2017, un hombre llamó para decir que su hijastro estaba violando una orden de restricción al estacionar su coche cerca de su casa. No quería que su esposa supiera que estaba intentando que su hijo fuera deportado:

La persona que llamó declaró que el extranjero ilegal (su hijastro) era un drogadicto sin empleo. Dijo que era un vagabundo que vivía en el coche aparcado en una dirección que suministró. La persona que llamó declaró que es un peligro para la sociedad y quería saber por qué no está bajo custodia después de que el sujeto desapareciera recientemente de su audiencia judicial (con número y fecha redactada) y ahora estaba violando la libertad condicional. La persona que llamó ha proporcionado un número y nombre del sujeto.

Hay otras llamadas más surreales como:

La persona que llamó informó sobre su suegra y su cuñada, indicando que habían entrado en el país como turistas y permanecían en Estados Unidos para conseguir su estatus legal.

La persona que llamó declaró que un indocumentado está destruyendo a su familia y está cometiendo adulterio.

La persona que llamó informó que su ex esposa es una indocumentada que se había quedado sin su visa.

La persona que llamó informó de un extranjero ilegal porque este no le permitía ver a su nieta.

Todo esto deja patente que los informes rara vez involucran el tipo de criminalidad peligrosa contra la que Donald Trump hizo campaña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo