Las incógnitas que rodean a la dueña del colegio que se derrumbó tras terremoto en México

La mujer no podría ser detenida producto de un recurso de amparo que solicitó una vez abierta la investigación por su responsabilidad en el derrumbe que dejó 19 niños y siete adultos fallecidos.

Por Francisca Herrera

México se recupera poco a poco del terremoto 7,1 que azotó a la zona centro del país dejando más de 300 víctimas fatales. No obstante, los apoderados del Colegio Enrique Rébsamen, uno de los derrumbes que más impactó al pueblo azteca tras dejar 19 niños y siete adultos fallecidos, aún no pueden cerrar sus heridas.

Las incógnitas rodean el desmoronamiento de la escuela y a su directora, Mónica García Villegas. Peritos especializados señalan que el edificio no debió haberse caído y la entrega de documentos falsos sobre uso de suelo para su construcción son el eje central de la investigación.

Actualmente la directora, quien también es dueña, es investigada por la presunta entrega de los informes falsos acusada de homicidio culposo en la muerte de las víctimas, sin embargo, no puede ser detenida producto de un recurso de amparo que también impide la divulgación de información personal de la mujer.

Ante el peligro de fuga de García Villegas, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) mexicana solicitó a la Interpol la emisión de una ficha azul contra la dueña del colegio para que no salga del país y conocer ha sido acusada de otros delitos en el extranjero de acuerdo a El Universal.

Una casa y seguros fantasma

"Miss Mónica", como la llamaban sus alumnos, construyó una casa de lujo sobre el establecimiento con piso de mármol y jacuzzi, en el tercer nivel, el que habría sido edificado con materiales deficientes provocando el derrumbe, según medios mexicanos.

Además, la dueña intentó librar al colegio de la investigación al declarar inconstitucional que no se le informara respecto a la apertura de la carpeta que la indica como probable responsable del derrumbe.

Entre los antecedentes que se conocen, la PGJ descubrió que la mujer, cobraba a los padres de sus alumnos una cuota anual de seguros de gastos médicos y una por seguros de vida para los alumnos, pero se descubrió que ninguno de los niños estaba asegurado de acuerdo al diario La Razón.

Los apoderados acusan que se han perdido el contacto directo con la directora e incluso se habla que su paradero es desconocido. E inclusive, de acuerdo a TKM, el día del accidente, mientras se realizaban las labores de rescate, la mujer habría llegado con un carro de supermercado para retirar sus objetos de valor entre los escombros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo