Cadenas humanas de vecinos ayudan a amainar los incendios que asedian Galicia

Los devastadores incendios que asedian Galicia han llegado hasta el núcleo urbano de las ciudades, un hecho que ha reflejado la solidaridad y valentía de la gente, que ha salido de sus casas para formar una cadena humana con el fin de atajar las llamas.

Por Agencias

Cuatro personas han muerto a causa de los más de cien incendios forestales declarados en la región española de Galicia (noroeste), donde se han quemado miles de hectáreas desde el viernes, favorecidos por el fuerte viento, las altas temperaturas y una prolongada.

En una comparecencia de prensa, el presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, denunció hoy el "terrorismo incendiario" de quienes causaron el fuego, la muerte de estas personas y miles de hectáreas de bosque quemadas.

Unos 400 vecinos de zonas rurales de Vigo tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas, aunque la mayoría ya pudieron regresar a casa.

El fuego causó también el corte de numerosas carreteras en toda la región, aunque fueron reabiertas hoy, según la Dirección General de Tráfico.

En estos momentos hay 105 focos activos, de los que 38 están controlados, mientras que en quince zonas existe peligro para las personas y las viviendas, seis en la provincia de Pontevedra, cinco en la de Lugo y cuatro en la de Orense.

 

Los vecinos, viendo  la situación de sus campos y su tierra les ha trasladado a la calle para apoyar a los servicios emergencias que no dan a basto. Las redes sociales se han llenado de imágenes de los vecinos, en cadena humana y trasportando cubos llenos de agua para apagar las llamas de los puntos afectados por el fuego.

En concreto decenas de vecinos de Vigo lograron apagar las llamas en la ladera del Monte O Castro. Cuando llegaron los Bomberos al lugar ya habían conseguido controlar las llamas y los equipos profesionales finalizaron las labores, enfriando la zona.

La situación se ha comparado en redes sociales a la ocurrida durante la catástrofe del Prestige de 2002, en la que eran los propios ciudadanos quienes se encargaron de limpiar con cubos buena parte de marea negra que contaminaba sus costas tras el derrame del petrolero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo