Un atentado suicida en una mezquita de Kabul mata al menos 42 personas

El ataque golpea la comunidad chií, una minoría religiosa en Afganistán que ha sido muy castigada por el terrorismo este año

Por Agencias

Al menos 32 personas murieron y 41 resultaron heridas hoy en un ataque contra una mezquita chií en un barrio habitado por la minoría étnica hazara en Kabul, informaron a Efe fuentes oficiales.

"Nuestras ambulancias han trasladado diez cadáveres y a siete heridos. Las víctimas podrían aumentar, ya que algunas de ellas han sido llevadas por la Policía o por los ciudadanos hasta los hospitales y no han sido contabilizadas todavía", dijo el portavoz del Ministerio de Salud Pública, Ismail Kawusi, en una primera instancia.

Una fuente de seguridad que pidió el anonimato confirmó que la detonación tuvo lugar en el interior de la mezquita Imam Zaman sobre las 18.00 hora local (13.30 GMT), cuando esta se encontraba llena de fieles que habían acudido a rezar.

"Un hombre armado ingresó en la mezquita del distrito 13 y disparó contra los peregrinos", indicó el general Salim Amas de la policía. El atacante hizo estallar después una carga explosiva en medio de la multitud, en este barrio de mayoría chiita del oeste de la capital.

El número de muertos y heridos es "alto", según la fuente, que destacó la gran popularidad de esta rábida situada en el área de Dasht-e-Barchi, en el que residen principalmente miembros de la perseguida minoría hazara.

Ningún grupo ha asumido por el momento la autoría de la acción.

En paralelo, un ataque en una mezquita sunita en el centro del país, en la provincia de Ghor, dejó al menos 20 muertos y 10 heridos, según el portavoz del ministerio de Interior, Najib Danish.

El gobernador del distrito en donde se produjo el ataque, Mohsen Danishyar, evocó un balance de 30 muertos pero excluyó un ataque de carácter sectario.

Atentados

Los atentados contra la minoría chií son comunes en Afganistán y el último de ellos se produjo a finales de agosto pasado, cuando murieron 28 personas y más de 50 resultaron heridas en una acción también en Kabul reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, Kabul ha ido perdiendo terreno ante los insurgentes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el Inspector Especial General para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo