Cristina Fernández se blinda de la justicia: cupo al senado le otorga la inmunidad en Argentina

Pese a haber quedado por detrás del oficialismo, la ex presidenta argentina Cristina Fernández logró su objetivo en las legislativas de este domingo al regresar a la trinchera del Senado. Allí, además de reafirmarse como la principal voz de la oposición, podrá blindarse ante la Justicia.

Por Agencias

La ex presidenta argentina Cristina Kirchner (2007-2015) logró el domingo una banca en el Senado, donde intentará liderar una oposición al presidente Mauricio Macri, cuyas listas se impusieron en la mayoría de las provincias de las legislativas de medio término, según cómputos oficiales.

Kirchner, de 64 años, obtiene de esta forma inmunidad parlamentaria, en momentos en que es imputada en casos de presunta corrupción. "Hay que ponerle un freno a Macri", dijo en la campaña.  Y es que su regreso a la Cámara Alta le permitirá obtener los fueros necesarios para blindarse ante la Justicia, donde cuenta con tres procesamientos, por hechos ocurridos durante su mandato.

El primero se debió a supuestas irregularidades en contratos de futuros de dólar por parte del Banco Central y los otros dos por presunta asociación ilícita en la concesión de obra pública. Se suman también las investigaciones de sus negocios en la empresa Hotesur, que administra el hotel patagónico Alto Calafate, propiedad de su familia. Además, hace apenas unos días el juez Claudio Bonadio la citó como investigada en una causa por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados de atentar contra una mutua judía en 1994, abierta por la denuncia que presentó en 2015 el fiscal Alberto Nisman días antes de morir.

Macri, de su lado, había llamado a votar a su candidato bonaerense a senador, Esteban Bullrich, para evitar que "vuelva el populismo", palabra que emplea para definir los 12 años que gobernó el kirchnerismo a comienzos del siglo.

Con el 98% de los votos escrutados, Bullrich obtuvo el 41,35% y Kirchner el 31,26%.

Las encuestas de los últimos días ya apuntaban, casi por unanimidad, que la ex mandataria saldría hoy perjudicada y no lograría recuperar el apoyo perdido tras la derrota del kirchnerismo en las presidenciales de 2015 que llevaron a Mauricio Macri al poder. Pero, pese a que algunos analistas, periodistas y voces de la oposición ven el resultado como un jarro de agua fría para Fernández, la mayoría pasa por alto que, más allá del número de votos, ha conseguido lo que ella y su "núcleo duro" de seguidores buscaban: volver a sus orígenes políticos y, como hizo en los 90, irrumpir en el Senado para tratar de alzarse de nuevo como la líder más fuerte del arco opositor.

Si juega bien sus cartas, podrá utilizar su banca -que asumirá el próximo 10 de diciembre- para desgastar al Gobierno y recuperar su poder, de cara a las elecciones presidenciales de 2019.

menem AFP

-Menem también se salva-

-Otro peronista, pero identificado con la derecha del partido, el anciano ex presidente Carlos Menem (1989-99), de 87 años, logró su reelección como senador por la pequeña provincia de La Rioja (noroeste), pese a que ocupó el segundo lugar detrás de las listas macristas.

Con esta reelección, el ex presidente mantiene sus fueros parlamentarios, lo que le permitirá evitar ir a prisión tras haber sido condenado a una pena de siete años por contrabando de material bélico hacia Ecuador durante la guerra con Perú, en 1995, y a 14 de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo