Xi Jinping elevado al nivel de Mao en el Congreso del Partido Comunista chino

Los delegados han aprobado por unanimidad incluir el pensamiento del líder del partido en la Constitución en un acto simbólico que le da mayor poder y prestigio

Por AFP

El presidente Xi Jinping se impuso este martes como el dirigente chino más poderoso en 40 años, al incluir su nombre en los estatutos del Partido Comunista de China (PCC), un símbolo que lo ubica a la altura del fundador del régimen, Mao Zedong.

Xi, 64 años, líder del PCC desde fines de 2012, obtendrá sin lugar a dudas el miércoles un nuevo mandato de cinco años como secretario general, el cargo supremo en la pirámide del poder chino.

"El pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con característica chinas para la nueva era" figura de ahora en más en los estatutos del PCC, el partido más grande del mundo, y constituye una "guía de acción" para sus 89 millones de afiliados.

PC AFP

Los 2.300 delegados del XIX congreso del PCC, que sesiona desde la semana pasada y este martes procedió a la elección del nuevo comité central, aprobaron por unanimidad la enmienda que incluye el nombre de Xi en los estatutos.

Xi se convierte en el primer dirigente chino desde Mao, que dirigió China desde 1949 hasta su muerte en 1976, en ver su nombre inscrito en los estatutos estando todavía en el poder.

Antes del anuncio Willy Lam, profesor de política de la Universidad China de Hong Kong explicó que este estatuto le conferiría a Xi una autoridad extraordinaria.

"Tendrá un estatuto similar al de Gran Timonel, que era el de Mao", agregó Lam.

"Esto le permitiría ser como Mao, líder de por vida mientras conserve su salud", dijo el académico.

El nombre de Deng Xiaopoing, que sucedió a Mao en el poder e impulsó en los años ochenta las reformas que convirtieron a China en la segunda potencia económica mundial, se incluyó en los estatutos después de su muerte.

Los nombre de los dos predecesores de Xi Jinping, Jiang Zemin y Hu Jintao, no figuran en los estatutos, aunque se menciona su obra.

Xi, de 64 años, presidió la sesión de cierre del congreso que se extendió durante una semana.

Un congresista que leyó el anuncio dijo que los conceptos aportados serán "un faro para el trabajo del partido".

Las directivas ponen un énfasis en el rol central del partido a la hora de dirigir todos los ámbitos de la vida en el país, desde la economía hasta lo que la gente dice en las redes sociales.

– Rejuvenecimiento –

"Tenemos que trabajar sin descanso y seguir adelante en este viaje para lograr un renacimiento de la nación china", dijo Xi al congreso en su discurso de cierre.

La agencia oficial Xinhua informó que el miércoles serán anunciados los miembros del comité central permanente del PCC.

Durante la celebración del congreso se desplegó un vasto dispositivo de seguridad que incluyó el cierre de locales comerciales desde los clubes nocturnos a los gimnasios, con el objetivo de impedir cualquier incidente.

También fueron cerradas las fábricas, en un intento vano por despegar la contaminación.

A la apertura de la reunión, Xi prometió "una nueva era" socialista para su país, trazando un panorama hasta 2050.

En su discurso, Xi presentó la imagen de China, como una gran potencia próspera y respetada de cara al 2050.

Esta proyección sugiere que el PCC continuará aumentando el control que ejerce sobre la sociedad, desvaneciendo cualquier atisbo de que la represión a los derechos humanos disminuya.

Pese al creciente poder de Xi, la composición del comité central, va a ser crucial para sus planes.

Se espera que Xi y el primer ministro Li Keqiang permanezcan en el comité, mientras que los otros cinco miembros podrían salir debido a una regla no explícita que fija la edad máxima en 68 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo