El destituido presidente de Cataluña y parte de su gobierno se trasladaron a Bélgica tras anuncio de querella de la fiscalía

El órgano persecutor español anunció el lunes una querella por el grave delito de "rebelión" contra los miembros del gobierno catalán destituido, acusados de haber provocado una crisis institucional que llevó a la declaración de independencia de Cataluña.

Por Francisca Herrera

El ahora ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se trasladó a Bélgica junto a otros miembros del gobierno, luego que la fiscalía anunciara este lunes una querella por el grave delito de "rebelión" contra los independentistas.

El Ministerio del Interior confirmó el arribo de Puigdemont a Bruselas junto a los ex dirigentes Joaquín Forn, Meritxell Borràs, Antoni Comín y Dolors Bassa, según recoge La Vanguardia de el medio La Sexta.

Como "rumores" es calificado el viaje por parte de Katrien Jansseune, la portavoz del secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, en entrevista con Sputnik. "He oído estos rumores, pero no son más que rumores", declaró.

En Bélgica se había generado una disputa por el ofrecimiento de asilo del secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, luego de que el primer ministro de ese país, Charles Michel, pidiera más cuidado al hablar sobre esta materia.

"Que no le eche leña al fuego", fue el mensaje de Michel a Francken. De paso, anunció que la oferta "no está en absoluto en el orden del día" del gobierno belga.

Anuncio de la Fiscalía

Este lunes la fiscalía española anunció una querella por el grave delito de "rebelión" contra los miembros del gobierno catalán destituido, acusados de haber provocado una crisis institucional que llevó a la declaración de independencia de Cataluña.

El delito de rebelión, está penado en España con entre 15 a 30 años de prisión y el de sedición con hasta 15 años.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo