Inventor del submarino admite que descuartizó a la periodista pero asegura que no la mató

Peter Madsen ha cambiado varias veces su declaración, ahora asegura que la mujer murió por intoxicación de monóxido de carbono mientras él se encontraba en la cubierta de la nave

Por EFE

El inventor Peter Madsen ha admitido que fue él quien descuartizó abordo de su submarino a la periodista sueca Kim Wall, desaparecida a mediados de agosto y cuyos restos aparecieron en el Báltico, informó este lunes la policía danesa.

Madsen ha cambiado, además, su declaración acerca de la muerte de Wall, que según él había sido provocada al caerle de forma accidental la escotilla del submarino, y asegura ahora que falleció por intoxicación de monóxido de carbono mientras él se encontraba en la cubierta de la nave.

La policía danesa ha localizado de forma separada en los últimos meses partes del cuerpo de Wall, vista por última vez la noche del 10 de agosto a bordo del Nautilus, el submarino de fabricación casera en el que iba a entrevistar a Madsen, en prisión preventiva bajo los cargos de homicidio y trato indecente con cadáver.

Varias versiones

El inventor y la periodista estuvieron desaparecidos varias horas hasta que Madsen fue visto de nuevo el 11 de agosto por la mañana en la bahía de Køge, donde fue rescatado antes de hundirse la nave.

Madsen sostuvo inicialmente haber desembarcado a la reportera unas horas después del inicio del viaje y que la nave zozobró por un fallo, aunque luego cambió su declaración y se supo que el hundimiento del submarino fue intencionado.

En la vista anterior a los tribunales la fiscalía reveló que el torso de Wall presentaba 14 puñaladas en la zona del abdomen y que en el ordenador del inventor había vídeos de mujeres ejecutadas y torturadas, que él asegura que no son suyos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo