Los independentistas acatan intervención del Gobierno español y aceptan acudir a elecciones

La región se dirige ahora a una nueva contienda electoral para calibrar fuerzas entre los partidarios y los contrarios a la secesión, que se dividen casi a partes iguales entre los catalanes.

Por Agencias

El Parlamento catalán, los partidos políticos y los empleados públicos asumieron hoy con normalidad la nueva situación en Cataluña, después de que el Gobierno español cesara al Ejecutivo regional y disolviera su Parlamento para restaurar la legalidad.

En el primer día laborable tras las medidas, sólo un consejero del gobierno de Puigdemont acudió a su puesto de trabajo, y parecía que todo funcionaba con normalidad y sin muestras de resistencia a la toma de control.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, constató este lunes ante la dirección de su partido (PP, centroderecha) que en Cataluña se van asumiendo con normalidad las medidas adoptadas hace tres días para impedir la secesión en esa región, después de que el Parlamento catalán declarara la independencia.

Entre las medidas que tomó el Ejecutivo central se encuentran el cese del presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, y el resto de su Gobierno, la disolución del Parlamento regional y la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre.

Según informaron fuentes del PP, Rajoy volvió a hacer una llamada a la serenidad ante la nueva etapa que se ha abierto en Cataluña.

Por su parte, Puigdemont se encuentra en Bruselas, confirmaron a Efe fuentes del Gobierno español y según la prensa española, podría estar acompañado de algunos miembros de su antiguo gobierno, aunque no se conoce el objetivo del viaje.

Elecciones 

El partido del presidente catalán destituido Carles Puigdemont, el PDeCAT, anunció el lunes que participará en las elecciones regionales del 21 de diciembre, convocadas por el gobierno español de Mariano Rajoy tras tomar el control de la administración regional.

"El día 21 iremos a las urnas, iremos convencidos y estamos muy comprometidos con que la sociedad catalana se pueda expresar", dijo a la prensa Marta Pascal, portavoz del Partido Demócrata Europeo Catalán​​.

El otro gran partido independentista catalán, ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), que integra la coalición del gobierno regional, fue menos tajante pero también se mostró abierto a participar.

Son "unas elecciones ilegítimas", pero "el 21 de diciembre encontraremos la manera de participar. Ya sea presentándonos o no", dijo Sergi Sabriá, portavoz de ERC, que lidera los sondeos electorales en la región.

Falta ahora conocer la posición del tercer partido independentista, la CUP (Candidatura de Unidad Popular), de extrema izquierda, que no formaba parte de la coalición de gobierno pero cuyos diez diputados aseguraron su supervivencia en la legislatura ya acabada.

Rajoy convocó las elecciones catalanas como parte de un paquete de medidas para "restaurar el orden constitucional" tras la proclamación de la independencia por el Parlamento catalán.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo