El primer caído por trama rusa: ex jefe de campaña de Trump imputado por "conspiración contra Estados Unidos"

Paul Manafort se entregó al FBI luego que se ordenara su arresto por trama rusa, investigación que es conducida por el fiscal especial Robert Mueller

Por AFP

El abogado Paul Manafort, ex jefe de la campaña electoral del presidente Donald Trump, fue imputado este lunes por "conspiración contra Estados Unidos", tentativa de lavado de dinero y no registrarse como agente de un país extranjero, en el marco de la trama rusa.

Manafort, también inculpado por ofrecer falso testimonio sobre su papel como agente extranjero y no presentar las debidas declaraciones sobre cuentas bancarias en el exterior y registros financieros, se declaró no culpable en audiencia judicial.

El abogado acudió a una oficina del FBI en compañía de un hombre que no fue identificado, acatando una orden de entregarse. Tras la audiencia deberá permanecer en arresto domiciliario, determinó este lunes una jueza federal de Washington, quien también le impuso una fianza de 10 millones de dólares.

Paul Manafort EFE

Tras el arresto, Trump señaló que "NO HAY COLUSIÓN" y que se debería investigar a Hillary y  los demócratas, ya que es un delito que cometió Manafort antes de ser parte de su campaña.

"Lo sentimos, pero esto es de hace años, antes de que Paul Manafort fuera parte de la campaña de Trump. Pero ¿por qué no está la torcida Hillary y los demócratas el en foco??? …también, aquí NO HAY COLUSIÓN!", indicó a través de Twitter.

Ante estas declaraciones, la Casa Blanca indicó que el presidente Donald Trump no tiene ninguna "intención o plan" de cambiar al fiscal especial que investiga la alegada colusión de su comité de campaña y Rusia en la carrera electoral de 2016, afirmó la portavoz de la Casa Blanca.

La prensa local estadounidense señaló que un socio de Manafort, Rick Gate, también fue imputado formalmente en las investigaciones que conduce el fiscal especial Robert Mueller por los mismos delitos del ex jefe de campaña.

De acuerdo con informaciones del tribunal Gates deberá permanecer igualmente en arresto domiciliario, luego de pagar una fianza de cinco millones de dólares.

Lo cierto es que en el escrito de imputación de 31 páginas contra Manafort y Gates no hay ninguna mención a una supuesta "conspiración" entre el equipo del magnate y Rusia, sino que los cargos están relacionados con los amplios lazos financieros que ambos mantuvieron con líderes prorusos en Ucrania.

Las pesquisas tienen por objetivo determinar si Moscú interfirió en las elecciones del año pasado a favor de Trump.

Asesor electoral se declara culpable

Por otro lado, George Papadopoulos, un asesor de la campaña electoral de Donald Trump, se declaró culpable de mentir sobre los lazos de esa campaña con Rusia, anunció este mismo lunes el fiscal especial que investiga el caso.

"A través de sus falsas declaraciones y omisiones, el acusado Papadopoulos impidió la investigación en curso del FBI sobre la existencia de vínculos o coordinación entre individuos asociados con la campaña y los esfuerzos del gobierno ruso para interferir con las elecciones presidenciales de 2016", subrayó el fiscal especial Robert Mueller.

Papadopoulos, un asesor de política exterior de la campaña de Trump, se declaró culpable de los cargos de ocultar sus conversaciones con un "profesor" anónimo vinculado a Moscú que ofrecía datos "sucios" sobre Hillary Clinton, rival del actual mandatario en los comicios.

Un dolor para la Casa Blanca

Esta investigación, que se transformó en el mayor dolor de cabeza para la Casa Blanca, se concentra en los contactos entre dirigentes de la campaña de Trump y funcionarios rusos durante la campaña.

El viernes, la cadena de televisión CNN informó que un gran jurado federal aprobó las primeras imputaciones en este caso, abriendo una intensa oleada de rumores sobre inminentes arrestos.

Durante el fin de semana, el presidente Trump recurrió a Twitter para atacar a las investigaciones. "Todas estas conversaciones sobre 'Rusia' justo cuando los republicanos impulsan una histórica reforma y reducción de impuestos. ¿Es una coincidencia? ¡NO!", escribió en uno de sus mensajes.

De acuerdo con Trump, "no existe" colusión. "Los demócratas están utilizando esta terrible cacería de brujas para hacer política".

 

 

¿República catalana o no? Divisiones  entre partidarios y no siembra confusión

¿Murió la república catalana al nacer? ¿Se baten sus líderes en retirada? Un sentimiento de confusión reinaba ayer en Barcelona, en la calle y en las dependencias oficiales.

“No hay República como tal”, admite Marc Galván, de 24 años, “independentista de izquierdas”, cuando salía de una librería del centro de la ciudad. 

La declaración unilateral de independencia, aprobada por  70 diputados del parlamento catalán de un total de 135, fue hace ya tres días. Pero no se ha concretado en nada, y el gobierno español de Mariano Rajoy ha asumido el control de la administración catalana, recurriendo por primera vez al artículo 155 de la Constitución de 1978.

Desde entonces, el movimiento independentista espera un mensaje claro del presidente catalán destituido Carles Puigdemont y de su vicepresidente Oriol Junqueras para que aclaren si piensan resistir a su destitución.

“La gente quiere saber si Puigdemont o Junqueras se lanzan a la piscina y van a ir hasta el final. Si ellos dicen algo, la gente dará la cara, si se quedan a medias, la gente se cansará”, añade Marc, estudiante de ciencias políticas.

En esta Cataluña dividida entre partidarios y contrarios a la secesión, un anuncio siembra más la confusión: Puigdemont se fue a Bruselas, reveló una fuente gubernamental española.afp

 

Inventor admite haber descuartizado a periodista

 

El inventor Peter Madsen, hasta hoy sospechoso del asesinato de la periodista sueca Kim Wall a bordo de su submarino en agosto, ahora admite haberla descuartizado, indicó ayer la policía danesa en un comunicado.

Madsen, de 46 años, negaba hasta ahora haber mutilado el cadáver y aseguraba que la periodista murió por accidente, después de que le cayera sobre la cabeza una escotilla de 70 kilogramos. Decía también que luego había tirado su cadáver al mar.

Según la policía, ahora afirma que “Kim Wall murió tras una intoxicación por monóxido de carbono en el submarino cuando él se hallaba en el puente”.

Y “reconoció haberla descuartizado y dispersado las partes de su cuerpo en la bahía de Køge”, a medio centenar de kilómetros al sur de Copenhague, declararon las autoridades. afp

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo