Tribunal Constitucional de España pone punto final y anula declaración de independencia catalana

Independentistas catalanes protestan por el encarcelamiento de sus líderes, en una jornada de huelga general con menos seguimiento de lo visto en manifestaciones anteriores

Por AFP
PAU BARRENA / AFP
Tribunal Constitucional de España pone punto final y anula declaración de independencia catalana

El Tribunal Constitucional de España anuló este miércoles la declaración de independencia aprobada por el Parlamento de Cataluña el 27 de octubre, anunció la corte en un comunicado.

"Se declara inconstitucional y nula la declaración de independencia del 27 de octubre", indicó el texto de la corte, que ya la había suspendido cautelarmente el 31 de octubre al aceptar un recurso del gobierno español de Mariano Rajoy.

La mayoría independentista del Parlamento catalán aprobó la proclamación de la secesión de España el 27 de octubre, tras lo cual el gobierno español tomó el control de la región, cesó a su Ejecutivo y convocó elecciones regionales el 21 de diciembre.

Desde 2014, el Tribunal Constitucional ha anulado sistemáticamente las decisiones y resoluciones del ejecutivo y del parlamento catalanes destinadas a la organización de un referéndum de autodeterminación, que finalmente se organizó el pasado 1 de octubre, aunque sin las garantías electorales habituales.

En base a él, los independentistas proclamaron la secesión, ahora anulada.

Protestas

Con pancartas y gritando "libertad", independentistas catalanes cortaron este miércoles autopistas, carreteras, calles y vías de ferrocarril en protesta por el encarcelamiento de sus líderes, en una jornada de huelga general con menos seguimiento del esperado.

El seguimiento de la huelga ha sido mínimo y residual en la práctica totalidad de los sectores, salvo en el de la enseñanza", aseguró desde Barcelona Juan Antonio Puigserver, secretario del ministerio del Interior.

Sin embargo, a diferencia del paro general del 3 de octubre, convocado en protesta por las cargas policiales contra el referéndum de independencia dos días antes, la mayoría de mercados, tiendas y restaurantes de Barcelona abrieron sus puertas y las fábricas de la región funcionaban con normalidad.

"El seguimiento de la huelga ha sido mínimo y residual en la práctica totalidad de los sectores, salvo en el de la enseñanza", aseguró desde Barcelona Juan Antonio Puigserver, secretario del ministerio del Interior.

Convocada por las asociaciones y un sindicato independentistas, la huelga buscaba paralizar esta región con una quinta parte de la riqueza española en protesta por el encarcelamiento de varios dirigentes y la intervención de la autonomía catalana desde Madrid.

Los huelguistas concentraron su acción en perturbar el transporte, cortando hasta 60 puntos de la red de carreteras, incluyendo las dos principales autopistas que unen la región con Francia y Madrid y los principales accesos a Barcelona, informó el servicio de tráfico regional.

También quedó cortada la circulación de trenes de alta velocidad entre Barcelona y Francia, cuando un grupo de manifestantes con banderas independentistas invadieron las vías de la estación de Girona gritando "¡libertad, libertad!".

cataluña LLUIS GENE / AFP

Otro grupo de manifestante forzó el cierre de la principal atracción turística de la ciudad, la basílica de la Sagrada Familia, en cuyas puertas colgaron una enorme pancarta con el mensaje "La represión no es una solución" en inglés.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo