"Las mujeres van a trabajar y tienen menos hijos": Eurodiputado polaco que defendió que mujeres ganaran menos ahora las culpa de baja tasa de natalidad

Janusz Korwin-Mikke, de 75 años, se caracteriza por sus dichos sexistas y racistas, los que le han costado más de una sanción en los últimos años

Por AFP

El eurodiputado polaco, Janusz Korwin-Mikke, volvió a causar polémica luego de que consideró que la "principal causa" del cambio demográfico en Europa es que "las mujeres van a trabajar y tienen menos hijos", durante un debate sobre la despoblación en la Unión Europea.

Todo el mundo dice que las mujeres deben abandonar el hogar. Si no solucionamos este problema, no sirve para nada en estos momentos debatir" sobre la despoblación, agregó el parlamentario polaco de 75 años.

"Todo el mundo dice que las mujeres deben abandonar el hogar. Si no solucionamos este problema, no sirve para nada en estos momentos debatir" sobre la despoblación, agregó el parlamentario polaco de 75 años.

La eurodiputada española, Iratxe García, pidió este martes a la Eurocámara que estudie sanciones contra Korwin-Mikke. "Esto es un insulto a las mujeres, a las mujeres que hemos decidido ser libres para trabajar dentro o fuera de nuestras casas, (…) para decidir si queremos ser madres o no queremos serlo", apuntó García.

El vicepresidente de la Eurocámara, Dimitrios Papadimoulis, indicó que trasladaría la petición de la eurodiputada sobre el estudio de eventuales sanciones al presidente del Parlamento, Antonio Tajani, mientras que el parlamentario señalado consideró que su par española está "contra la libertad de expresión, el pilar de la UE".

No es primera vez

En marzo, la Eurocámara ya sancionó al eurodiputado polaco de extrema derecha con una retirada de dietas durante 30 días y prohibiéndole representar a la cámara durante un año, tras defender en un pleno que las mujeres "deben ganar menos que los hombres".

Eso no es todo,  Korwin-Mikke es famoso también por sus declaraciones racistas. El Parlamento Europeo ya le sancionó en julio de 2016 con una suspensión de su actividad parlamentaria de cinco días y de sus dietas durante diez días -unos 3.060 euros-, al comparar la llegada de migrantes a Europa con un "vertido de excrementos".

En octubre de 2015, ya suscitó la indignación de la Eurocámara al realizar un saludo hitleriano en el hemiciclo. Y, un año antes, comparó a los jóvenes desempleados con "negros".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo