La historia detrás de un taco que duró nueve días en la frontera entre Mongolia y China

Un repunte en los precios del carbón y un aumento en las exportaciones a China este año ha significado una bonanza para los mineros en Mongolia, y una cuerda de salvamento vital para la pequeña economía de Mongolia

Por Agencias
AFP
La historia detrás de un taco que duró nueve días en la frontera entre Mongolia y China

China no puede obtener suficiente del carbón de Mongolia, gracias a los cierres de minas nacionales y el cese de las importaciones de Corea del NorteEn comparación con el año pasado, las exportaciones de carbón de Mongolia se han más que duplicado, y la frontera entre China y Mongolia está cediendo bajo el flujo.

La causa del atasco es la falta de personal de las oficinas de aduana en ambos lados de la frontera, que también están bajo presión para un mayor escrutinio de la creciente carga, informa Reuters. Por el momento, la frontera solo tiene capacidad para dejar pasar  700  camiones por día. Su objetivo para el próximo año es 3000 camiones por día.

De esta forma, en el desierto de Gobi en Mongolia, miles de camiones de carga pesada cargados de carbón recorren una abarrotada carretera hacia la frontera con China en un viaje que puede llevar más de una semana.

Los camioneros cocinan, comen y duermen en vehículos cubiertos de polvo de carbón, muchos de los cuales subsisten con la misma sopa de carne que alimentó la Horda Mongol de Genghis Khan hace más de ocho siglos.

Mientras los camioneros esperan su turno para cruzar la frontera, a veces casi una semana, una pequeña economía local ha aparecido a lo largo del camino hacia el cruce fronterizo. Los vendedores locales proporcionan agua, cigarrillos y combustible a los conductores atrapados en el tráfico que serpentea por el desierto, aparentemente sin fin, en unas filas que pueden extenderse por 130 kilómetros.

Los mineros dicen que la solución a largo plazo al problema de cuello de botella fronterizo es un nuevo enlace ferroviario que conecta minas con el cruce Gashuun Sukhait. Mongolia construyó más de 200 kilómetros de cimientos para vías férreas para el enlace, pero el proyecto quedó en suspenso luego de que la financiación se agotara.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo