La historia del "tripulante 45" del submarino ARA que se bajó antes de que zarpara y sobrevivió

Minutos antes de que zarpe por última vez el ARA San Juan, Vilte se enteró de que su madre estaba mal y decidió bajarse del mismo.

Por Agencias

Su nombre estaba en el listado de pasajeros que zarpó desde Mar del Plata rumbo a Ushuaia. Sin embargo, abandonó el submarino ARA San Juan antes de emprender el regreso debido a que su madre había sufrido un grave problema de salud por el que tuvo que ser internada en Jujuy.

Solo a horas de subirse al ARA San Juan, submarino que aún no se ha encontrado luego de 9 días desaparecido, “Beto” pidió excusarse de la misión.

Tras la operación de su madre y estando aún en Jujuy, el marino se enteró de la desaparición del ARA San Juan del que había bajado días atrás. Vilte no dudó en viajar a Mar del Plata para seguir las instancias de la búsqueda del submarino y acompañar a los familiares de sus colegas en momentos de incertidumbre.

De esta forma, viajó para estar cerca de los familiares y de sus compañeros, para vivir, en la misma base naval donde se mezclaba en el aire resignación y esperanza, los pormenores de la búsqueda. Viajó convencido de que podría volver a abrazar a los tripulantes del ARA San Juan. Se desilusionó en la mañana del jueves cuando se enteró de que había existido una explosión en el submarino.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo