Se confiesa: Quién es Bahtiyar Duysak, el ex empleado de Twitter que "le tapó la boca" a Trump por 11 minutos

Un ex estudiante de la Universidad del Estado de California, es la persona que silenció brevemente la cuenta personal de Twitter de Donald Trump a principios de noviembre

Por Agencias
captura de pantalla
Se confiesa: Quién es Bahtiyar Duysak, el ex empleado de Twitter que "le tapó la boca" a Trump por 11 minutos

 

 

Un empleado de Twitter que estaba en su último día de trabajo en esa empresa fue el responsable de desactivar la cuenta del presidente estadounidense Donald Trump a principios de noviembre , que fue restablecida rápidamente pocos minutos después, según anunció la red social.

“Lo sentimos, pero esta página ya no existe”, se podía ver en la dirección de Twitter correspondiente a la cuenta de Donald Trump, el iracundo mandatario de Estados Unidos que cuenta con más de 40 millones de seguidores. Una contagiosa alegría global irrumpió entre los usuarios de Twitter cuando leyeron un mensaje insólito. 

El apagón de la cuenta de Trump duró 11 minutos, desató una ola de solidaridad con la persona que  había borrado la cuenta  y provocó un ataque de rabia en el seno de la Casa Blanca. “Mi cuenta fue eliminada por un empleado deshonesto durante 11 minutos”, escribió el republicano, cuando el problema fue resuelto.

Pero, ¿quién fue el responsable de que la cuenta del hombre más poderoso del mundo fuera silenciada durante 11 minutos?

La búsqueda del misterioso contratista, que fue celebrado como un héroe por los usuarios de Twitter y que fue postulado para ser nombrado el “hombre del año” por la revista Time y para el Premio Nobel de la Paz, llegó a su fin el miércoles, cuando el portal de información tecnológica TechCrunch publicó un video con el autor del apagón: Bahtiyar Duysak, un ciudadano alemán con raíces turcas de 20 años.

Duysak describe el evento como un "error". Dijo que nunca creyó que fuera posible que el Twitter del presidente se pudiera desactivar, según una política interna que dictamina a Trump está esencialmente por encima de las reglas debido a su inherente interés periodístico.  Con respecto a los elogios que recibió en la Red, el joven admite que todavía no ha logrado asimilar todo lo que ha recaído sobre su persona y también sobre su acción: “Hay posiblemente millones de personas que estarían dispuestas a hacer algo en su contra (Trump) si tuvieran la posibilidad de hacerlo. Pero en mi caso, solo fue algo realizado por error”.

Duysak decidió hacer su primera aparición pública por varias razones: sus raíces turcas podrían asociarse innecesariamente con las “declaraciones negativas de Trump sobre inmigración y personas de países predominantemente musulmanes”. También agregó que le gustaría que su vida regresara a la normalidad y que él, sus amigos y su familia han sido perseguidos por reporteros durante semanas.

Pero no le preocupa lo que ocurra a continuación si hay más investigación del incidente. Él no ha roto ninguna ley. "No hacké a nadie. No hice nada que no estuviera autorizado a hacer ", señala a TechCrunch:  "No fui a ningún sitio al que se suponía que no debía ir. No rompí ninguna regla ".  Por ahora, parece que los medios han sido más agresivos que las autoridades.

En cambio para Twitter, el evento ha acelerado los esfuerzos para cambiar las cosas en la empresa y desafortunadamente implementaron medidas de seguridad para evitar que esto suceda nuevamente,  lo que significa que Duysak podría ser la única persona que tuvo la oportunidad de prohibirle el acceso a Trump.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo