Comandante del buque Cabo de Hornos: la tragedia del ARA San Juan "saca lo mejor de nosotros para continuar trabajando las 24 horas"

El capitán de Navío Cesar Miranda, comandante del buque chileno que encontró una señal en el Atlántico, habló con Publimetro sobre los detalles de la búsqueda desde la zona de búsqueda del submarino argentino

Por Francisca Herrera

Militares intentan determinar si un "objeto" localizado a 940 metros de profundidad en el Atlántico Sur corresponde al submarino argentino ARA San Juan, que desapareció hace 20 días durante una travesía con 44 tripulantes a bordo, informó hoy la Armada Argentina. Ese "contacto" fue detectado hace unos días por el buque chileno Cabo de Hornos. 

El Cabo de Hornos "es una de las plataformas científico-marina más modernas de su tipo en la actualidad" que data del año 2013, según relata la Armada de Chile en su sitio web.

De acuerdo al comandante del buque, el capitán de navío Cesar Miranda, en conversación con Publimetro desde la zona de búsqueda del ARA San Juan, "los principales roles (del buque) son la investigación hidrográfica, oceanográfica y pesquera, contribuyente a desarrollar la comunidad científica nacional".

A nosotros como marinos nos afecta, pero también eso mismo nos ayuda, fortalece, saca lo mejor de nosotros, la templanza para poder continuar trabajando de forma decidida las 24 horas del día", comandante del buque Cabo de Hornos, el capitán de navío Cesar Miranda

A pesar que el Cabo de Hornos realice labores científicas, el capitán cuenta que "en el mes de octubre, en la ciudad de Talcahuano, tuvimos un ejercicio de características similares con la URC (siglas en inglés de Comando de Rescate de Submarino) de la US Navy (Armada estadounidense). Se preparó un ejercicio en el golfo de Arauco a 80 metros de profundidad donde se entrenaron estas capacidades en un escenario similar y ficticio"

No obstante, "en esta área las profundidades son muy variables, las condiciones de propagación del Atlántico difieren de las del Pacífico y todo esto hace que sea una ecuación bastante difícil, la zona es bastante extensa", explicó.

"El Cabo de Hornos sigue dependiendo del comando de alistamiento y entrenamiento de la Armada argentina en puerto Belgrano, con el centro de operaciones y rescate. Nos siguen asignando áreas de búsqueda de acuerdo a la programación y a las probabilidades que ellos están monitoreando. En esa condición el buque está aprovechando al máximo sus equipos y sensores en estas áreas establecidas", cuenta el comandante del navío.

Un objeto a 940 metros de profundidad

Consultado respecto a cómo encontraron la señal que puede ser una esperanza para los familiares de los marinos del submarino argentino, el capitán Miranda explicó que "dentro de las áreas de rebusca, en un sector comprendido donde las profundidades fluctuaban entre mil metros, 800 metros, etc, nosotros obtuvimos estos ecos".

"Todos los días nosotros de las rebuscas que efectuamos enviamos un sitrep a la Armada argentina, quienes son los que toman esta información, la procesan, la correlacionan", indicó.

El Cabo de hornos ya va en su día número 47 ininterrumpido en la mar, en este contexto, Miranda asegura que "el ánimo y el espíritu del buque está muy cohesionado, de la mejor forma posible. Naturalmente se extraña a las familias, pero sabemos que estamos contribuyendo y ayudando a una armada amiga que está en una situación no deseada y lamentable".

"A nosotros como marinos nos afecta, pero también eso mismo nos ayuda, fortalece, saca lo mejor de nosotros, la templanza para poder continuar trabajando de forma decidida las 24 horas del día", señaló.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo