En qué consiste la reforma previsional que baja pensiones a jubilados y mantiene a Argentina en estado de alarma

La Cámara de Diputados de Argentina debatirá este jueves una reforma del sistema de pensiones impulsada por el Gobierno que cuenta con fuerte rechazo de las asociaciones de jubilados y el principal sindicato del país, que se manifestará en contra con la amenaza de realizar una huelga general el viernes. Ya hoy se registraron en las afueras del Parlamento disturbios y enfrentamientos entre la Policía y manifestantes que iniciaban una vigilia para rechazar el debate y eventual aprobación el proyecto de ley.

Por Agencias

Para discutir este proyecto, que ya fue aprobado por el Senado, así como una reforma tributaria, entre otros asuntos, el presidente Mauricio Macri convocó esta semana por decreto a sesiones extraordinarias en el Congreso, ya que tanto la Cámara Baja como el Senado están de receso vacacional hasta el próximo marzo.

En la comisión de ayer, un grupo de manifestantes, entre ellos jubilados, ingresó a la sala de reuniones donde se debatía la reforma y empezó a lanzar gritos e insultos contra los miembros del oficialismo por su disconformidad con el proyecto.

La discusión se centra en el cambio de fórmula para calcular los aumentos de haberes jubilatorios.

Mientras la ley de Movilidad Jubilatoria establece un ajuste semestral con base en un mezcla entre la recaudación de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y la variación salarial, el mecanismo que propone el Gobierno fija que será trimestral y se calculará entre la inflación y los aumentos de sueldos.

La principal central obrera de Argentina llamó este miércoles a una huelga general para el viernes en rechazo a una polémica reforma previsional que impulsa el gobierno y que debatirá el Congreso el jueves.

La huelga, convocada por 24 horas, será la primera durante el gobierno de Macri, quien asumió en diciembre de 2015.

La Confederación General del Trabajo (CGT) que reúne a los sindicatos más numerosos llamó además a una movilización el jueves cuando el gobierno buscará convertir en ley la reforma ya aprobada en el Senado.

El gobierno la considera clave para reducir el déficit fiscal.

Miles de personas marcharon este miércoles en Buenos Aires contra la reforma y provocaron un caos de tránsito y el desborde de los sistemas de transporte en el centro de la ciudad.

Un grueso cordón policial rodeó el Congreso adonde manifestantes protagonizaron algunas refriegas mientras se disponían a iniciar una vigilia hasta el inicio de la sesión.

Otras dos de las cinco centrales obreras llamaron también a marchar al Congreso y sindicatos docentes declararon una huelga nacional por 24 horas para el jueves.

– Reforma y ahorro –

La reforma implica cambios en el cálculo y en la periodicidad de ajustes para unas 17 millones de personas.

Buena parte de las fuerzas de la oposición rechazan el nuevo sistema al considerar que implicará un aumento económico menor al previsto si se aplicara la ley actual.

"El proyecto de Reforma Previsional es indefendible. El Gobierno y lxs diputadxs (sic) que apoyan esta ley saben que están votando para que lxs jubiladxs ganen menos", expresó en Twitter el diputado por el kirchnerista Frente para la Victoria Agustín Rossi. Le representa al fisco un ahorro de unos 100.000 millones de pesos al año (5.600 millones de dólares), según cálculos de la oposición.

Sin embargo, el Gobierno defiende a capa y espada el proyecto e insiste en que los jubilados "van a ganar más el año que viene" y estarán "en torno del 5 % por encima" del índice general de precios al consumidor que marca la inflación, según sostuvo hoy el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña.

El gobierno depende de alianzas para aprobarla. "Estamos tratando de construir los consensos necesarios (…) consideramos que va a haber una mayoría necesaria para sacar la ley", afirmó Peña.

Señaló además que esta iniciativa se da en el marco de un presupuesto, el de 2018, que tiene una "inversión récord" en materia social, "del 76 por ciento" y aseveró que hay "una falsedad enorme" cuando se dice que la fórmula que se pretende cambiar "garantiza el poder adquisitivo de las jubilaciones".

El oficialismo forzó una sesión especial para este jueves a las 17H00 GMT en vez de canalizar el pedido por la vía habitual, lo que hubiera demorado una semana el debate y posibilitado su análisis en comisión.

"El oficialismo está muy apurado porque ven que los ánimos de la sociedad se van caldeando", dijo al canal TN el diputado Agustín Rossi del opositor Frente para la Victoria.

argentina efe

– Cálculo polémico –

La reforma busca cambiar el sistema de actualización fijada por ley desde 2008.

En la actualidad las jubilaciones se ajustan semestralmente en base a un índice que toma en cuenta la recaudación tributaria y el promedio de aumentos de salarios.

El gobierno propone actualizarlas por trimestre pero con un cálculo que reemplace la recaudación tributaria por el índice de inflación.

Con el nuevo cálculo el próximo aumento de marzo será de 5,7% en vez del 12%, aduce la oposición.

Constitucionalistas advirtieron que esto ocasionará juicios contra el Estado.

"La aplicación de la fórmula como la impulsa el Gobierno implica un retroceso sobre los principios fundamentales del sistema previsional que están garantizados por el artículo 14 bis de la Constitución nacional, ya que tiende a disminuir el monto del haber jubilatorio", dijo el jurista Féliz Loñ.

En el mismo sentido se expresó el constitucionalista Daniel Sabsay. "No hay que hacer ningún razonamiento muy sofisticado para darse cuenta de que se está afectando el derecho alimentario de un grupo vulnerable, ya que el haber previsional es el ingreso esencial para un jubilado. Esto es el ABC del derecho aplicado a los derechos humanos", dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo