Insólita medida de Trump prohíbe el uso de palabras como "feto" y "transgénero" en informes de salud

La medida será aplicada al Centro de Control de Enfermedades, dando un giro radical al conservadurismo en el lenguaje y afectando el tratamiento de temas de interés mundial

Por Francisca Herrera

Una nueva polémica se suma al historial de Donald Trump como presidente de EEUU, el jueves pasado el gobierno prohibió el uso de ciertas palabras en los informes del Centro de Control de Enfermedades (CDC), dando un giro radical al conservadurismo en el lenguaje y afectando el tratamiento de temas de interés mundial.

“Transgénero”, “feto”, “diversidad”, “vulnerable”, “basado en pruebas” y “basado en datos científicos”, son parte de las palabras y frases que desde ahora estarán fuera del alcance de los investigadores para explicar tendencias de salud en Estados Unidos, según informó el diario The Washington Post.

En alguno casos el gobierno sugirió frases alternativas, como es el caso de “basado en pruebas” y “basado en datos científicos” que pueden ser reemplazadas por "CDC basa sus recomendaciones en la ciencia en consideración con los estándares y deseos de la comunidad", de acuerdo al medio.

La orden de cambio respecto al lenguaje fue dada durante una reunión de altos funcionarios de los CDC que supervisan el presupuesto, de acuerdo a un analista que participó en la reunión y habló con el medio en condición de anonimato.

Identidad sexual y aborto

Este cambio impactará fuertemente en la forma en que se tratarán temas de orientación sexual, identidad de género y derechos al aborto, ya que organismos como el Centro Nacional para la Prevención del VIH / SIDA, la Hepatitis Viral, las ETS y la TB, que está trabajando en métodos para la la prevención del virus en personas transgénero, dependen del CDC.

También se verán afectados por estudios respecto a los defectos de nacimiento causados por el virus Zika ya que incluye investigaciones sobre el desarrollo del feto.

Este cambio no es una novedad, ya que en marzo pasado el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) descartó preguntas sobre orientación sexual e identidad de género en dos encuestas a personas mayores y eliminó la información sobre los estadounidenses LGBT de su sitio web, según The Washington Post.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo