Pasó de héroe a villano: reconoció que no ayudaba a las víctimas, más bien les estaba robando

Chris Parker, el recordado vagabundo "héroe" del atentado ocurrido el año pasado en Manchester, será formalizado este 30 de enero.

Por Dannae Arias

Una decepcionante verdad se descubrió a menos de un año del atentado que enlutó a la ciudad de Manchester.

Mientras los asistentes del show de Ariana Grande en Manchester corrían para salvar sus vidas, una historia conmocionó a las redes sociales. Un vagabundo caminaba entre los cuerpos para intentar socorrerlos, primero abrazó a una niña pequeña y luego intentó ayudar a una anciana que murió en sus brazos.

Inmediatamente Chris Parker fue reconocido como un “héroe” por su desinteresada preocupación. Tanta fue su fama, que incluso surgió una iniciativa para recaudar dinero y así ayudarlo económicamente, una campaña que recolectó cerca de 56 mil euros.

Luego del atentado, el hombre incluso se permitió dar emotivas entrevistas para distintos medios narrando esos complicados minutos. Lo que nadie imaginaba, es que el “sin hogar” escondía un gran secreto; su intención no era ayudar a las víctimas, en realidad se aprovechó del pánico para poder robarles sus billeteras.

Las cámaras de seguridad del recinto grabaron todo el incidente, y es ahí donde se pudo ver que en realidad el hombre estaba robando. Un abrigo, un celular y una cartera, de esta última sustrajo una tarjeta de crédito que utilizó para comprar comida en McDonald’s. Las cámaras mostraron al hombre hurgando en el bolso de Pauline Healey, quién le dio la clave de su tarjeta para que intentara ayudar a su nieta, que sin saberlo yacía muerta a su lado.

En la cinta se puede ver al hombre merodeando alrededor de las víctimas, lugar donde ve un bolso y lo patea unos centímetros más lejos, para luego inspeccionarlo. Minutos después revisa un abrigo, toma un celular y comienza a tomar fotografías que intentó vender sin éxito a la prensa. 

Lamentablemente, el hombre nunca se entregó. Llevaba cerca de un mes huyendo de la policía, cuando finalmente lo encontraron escondido en un departamento. Al momento de estar frente al juez, no tuvo más remedio que admitir tres de los ocho delitos que se le imputan.

El hombre admitió dos cargos por robo y uno por fraude en el primer día de su juicio en el tribunal de Manchester Crown. Por estos delitos, el hombre será formalizado el día 30 de enero.

El atentado

Corría el 22 de mayo de 2017, era un día normal para todas las personas que asistirían al concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena. Entre el público asistente había de todo, adolescentes, padres con sus hijos y adultos jóvenes, pasadas las diez y media de la noche, se escuchó la primera bomba.

Una verdadera estampida humana comenzó a correr, arrancando de lo que en ese momento no podían entender. Mientras los oficiales de policía intentaban calmar la situación, los heridos ya se hacían ver regados por todo el perímetro.

Horas después confirmaron que efectivamente había sido un atentado terrorista, en donde murieron 22 personas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo