"El coqueteo insistente o torpe no es un crimen": 100 mujeres francesas se lanzan contra el movimiento #MeToo

La misiva tuvo una respuesta inmediata de un grupo de activistas por los derechos de las mujeres francesas quienes condenaron de forma contundente la misiva.

Por Agencias

Totalmente contrario al movimiento que se ha desarrollado en Estados Unidos, un grupo de 100 artistas e intelectuales francesas firmaron una carta abierta publicada por el periódico francés Le Monde contra el movimiento #Me Too (A mí también)  y lo que calificaron como "puritanismo sexual".

En la misiva dijeron que los hombres están siendo tratados injustamente por acusaciones de acoso sexual y que deberían de ser libres de intentar conquistar a las mujeres.

La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un crimen, ni la galantería es una agresión machista", aseguraron

"La violación es un crimen. Pero el coqueteo insistente o torpe no es un crimen, ni la galantería es una agresión machista", aseguraron.

Además, indicaron que la “legítima protesta en contra de la violencia sexual” que surgió a partir del escándalo de Harvey Weinstein ha ido demasiado lejos y amenaza las libertades sexuales conquistadas con mucho esfuerzo.

"De hecho, #metoo ha provocado en la prensa y en las redes sociales una campaña de denuncias públicas de personas que, sin tener la oportunidad de responder o defenderse, fueron puestas exactamente en el mismo nivel que los delincuentes sexuales", exponen.

En este contexto, aseguran que "esta justicia expedita ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su profesión, obligados a renunciar, etc.; mientras que ellos solo se equivocaron al tocar una rodilla, tratar de robar un beso, hablar sobre cosas "íntimas" en una cena de negocios, o enviar mensajes sexualmente explícitos a una mujer que no se sintió atraída por el otro".

Catherine Deneuve Catherine Deneuve / AP

"Esta fiebre para enviar a los "cerdos" al matadero, lejos de ayudar a las mujeres a empoderarse, en realidad sirve a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, los extremistas religiosos, los peores reaccionarios y los que creen (…) que las mujeres son seres "separados", niñas con una cara de adulto, que exigen protección", puntualizan.

La carta, firmada por personalidades como la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet y la cantante Ingrid Caven, refleja los sentimientos encontrados de Francia sobre las acusaciones de conducta sexual inapropiada por parte de hombres poderosos en varios países en los últimos meses.

Réplica

Francia es hogar de famosas feministas y de su propio movimiento “A mí también (Me too)”, y la carta firmada por Deneuve suscitó muchas críticas.

Activistas por los derechos de las mujeres francesas denunciaron la carta abierta en un texto publicado en el cibersitio Franceinfotv. Caroline De Haas y más de 30 activistas feministas más condenaron de forma contundente la misiva.

Desprecian el hecho de que millones de mujeres sufran o hayan sufrido este tipo de violencia", respondieron

"En Francia, cada día, centenares de miles de mujeres son víctimas de acoso. Decenas de miles de agresiones sexuales. Y centenares de violaciones", expusieron de acuerdo con El Mundo.

Deneuve y las otras firmantes están usando los medios de comunicación para hacer que la violencia sexual parezca “normal”, son "reincidentes en materia de defensa de pedocriminales o de apología de la violación" y que "desprecian el hecho de que millones de mujeres sufran o hayan sufrido este tipo de violencia", agregaron .

Sin embargo, muchas personas apoyaron las preocupaciones de la actriz sobre un nuevo “puritanismo” que va en contra de las tradiciones francesas de seducción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo