Las "mentiras" del libro "Fuego y Furia" que tanto perturba a la Casa Blanca

El autor del libro no es ajeno a polémicas ni cuestionamientos de parte de los protagonistas.

Por Agencias

La llegada de Trump a la presidencia vino acompañada de una andanada de libros sobre su persona que se espera se intensifique en el 2018, con decenas de volúmenes alusivos a la "resistencia", incluidas guías para oponerse al mandatario, reflexiones sobre la democracia, investigaciones de la interferencia rusa en las elecciones del año pasado y análisis legal, junto con las poesías y las obras de ficción.

La última es el libro"Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump" (Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump), el libro del periodista Michael Wolff que  retrata al 45vo presidente como un líder que no comprende el peso de su carga y cuya competencia es cuestionada por sus asesores.  El principal consejero en política de la presidencia, Stephen Miller, dijo que la imagen "es contraria a la realidad" y que el libro es "basura".

Michael Wolff AP

-Autor cuestionado-

El libro es sin dudas problemático. Si bien muchas de sus afirmaciones han sido refrendadas por diferentes medios, el libro en sí y la reputación de su autor han despertado muchas dudas. El periodista desató una tormenta política en Washington DC con él, pero algunos advierten (y él reconoce) que su obra no es la de un investigador tradicional.

 

Wolff, de 64 años, es un hombre polémico, cuyo estilo y procedimientos a la hora de hacer sus reportajes le ha generado algunas críticas. Aunque él no se define como un periodista investigador clásico, defiende la profundidad de su trabajo.

“Muchos de los relatos sobre lo que ha pasado en la Casa Blanca entran en conflicto. Muchas, con estilo ‘trumpista’, son groseramente falsas”, escribe el mismo Wolff en la introducción del libro, en lo que puede funcionar como advertencia y hasta disculpa por lo que se leerá a continuación.

The New York Times ha dicho de él: "Mucho menos prudente, y a veces más cruel, que los otros periodistas".

Wolff ha sido cuestionado en otras ocasiones por tergiversar, malinterpretar e incluso inventar algunas de las escenas de los libros que lo hicieron conocido en los últimos años.

Algunos aseguran que a la hora de escribir a veces falta a la rigurosidad y la precisión. “Me pregunto cuántos empleados (de la Casa Blanca) le dijeron cosas a Wolff fuera de micrófono y luego él las usó abiertamente. Él nunca se ha cuidado mucho de ‘quemar’ sus fuentes. Me puedo imaginar que muchas de esas declaraciones no hayan sido dadas con la intención de ser publicadas”, escribió en su cuenta Twitter Joe Nocera, columnista de Bloomberg.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo