La crisis humanitaria de Corea del Norte de la que nadie habla

Mientras los insultos intercambiados entre Donald Trump y Kim Jong-un dominaron los titulares, la grave escasez de alimentos en Corea del Norte, que se estima que dejó a dos de cada cinco personas desnutridas, recibió poca atención de los medios de comunicación del mundo, según un estudio

Por Agencias

La organización internacional humanitaria CARE  presentó ayer un nuevo informe destacando las diez crisis humanitarias menos mediáticas de 2017. "Sufriendo en silencio" revela que la situación humanitaria en Corea del Norte fue la que menos visibilidad mediática tuvo a escala mundial.

Aunque gran parte de los medios se centraron en la temeraria política nuclear, la situación humanitaria fue ignorada. Otras crisis que sólo en raras ocasiones llegaron a ser titular fueron las de Eritrea, Burundi, Sudán,República Centroafricana, República Democrática del Congo, Malí, la cuenca del Lago Chad (Níger, Camerún, Chad), Vietnam y Perú.

“Todos sabemos que una sola foto puede lograr centrar la atención mundial en un problema, pero las personas de los países que figuran en el informe de CARE están muy lejos de las cámaras y micrófonos de este mundo”, declaró Laurie Lee, Secretaria General Interina de CARE Internacional. “Puede que estas crisis no hayan acaparado los titulares en los medios, pero eso no significa que podamos olvidarnos de ellas”.

Se estima que alrededor de 18 millones de personas en Corea del Norte, el 70% de la población , dependen de la ayuda alimentaria del gobierno, según la ONU. La situación se deterioró el verano pasado, cuando el país sufrió su peor sequía desde 2001 . Muy pocas agencias de ayuda pueden operar en el país, y los medios independientes y las organizaciones de la sociedad civil también están prohibidos.

"Entre los más vulnerables están las mujeres y los niños", dijo el estudio. "Se estima que casi un tercio de todas las madres gestantes y madres lactantes y más de 200,000 niños padecen desnutrición aguda severa".

Según el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, "los medios juegan un rol vital en atraer la atención del público hacia las crisis más desatendidas".

Los autores del estudio defendieron que "la comunidad internacional también debe responsabilizar a quienes bloquean la libertad de prensa y ponen en peligro la vida de los periodistas".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo