"Superviviente designado": quién sería el presidente en caso de catástrofe en el discurso del Estado de la Unión de Trump

Aunque pudiera parecer un material extraído de lo más profundo de la ficción, los estadounidenses son tan fatalistas como previsores. ¿Qué pasaría si el Capitolio fuera atacado? Si los congresistas, el gabinete, el presidente, todos mueren, ¿quién sería el encargado de tomar las riendas de Estados Unidos? En ese escenario catastrófico, se erigiría la figura del sobreviviente designado.

Por Agencias

Por tradición el "sobreviviente designado" es el individuo en la línea de sucesión del cargo de presidente en Estados Unidos.

Este hombre o mujer debe estar físicamente en un sitio lejano y bajo estrictas medidas de seguridad en el momento en el que se realiza la toma de posesión presidencial,  o durante el Discurso del Estado de la Unión, en el que cada año el presidente estadounidense habla frente a ambas cámaras del Congreso,  donde congresistas, miembros del gabinete y jueces del Tribunal Supremo se reúnen en un mismo lugar. Este hipotético caso inspiró a la serie  "Sobreviviente designado" (Designated survivor), que se estrenó el pasado septiembre del año pasado en Estados Unidos.

La práctica se originó durante la Guerra Fría, cuando las tensiones entre la Unión Soviética y los Estados Unidos llevaron al mundo al borde del holocausto nuclear. Sin embargo, en los últimos años la figura ha perdido relevancia, adquiriendo un carácter cada vez más anecdótico..

Antes de los ochenta la selección del que podría convertirse en el presidente interino del país en caso de una tragedia no era comunicado de manera pública. En el caso de Barack Obama, el designado fue el Secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson.

-¿Cómo se elige  y qué hace el  sobreviviente designado?-

En teoría, solo los miembros del gabinete que están en la línea de sucesión presidencial pueden ser elegidos. Esto quiere decir que, además de formar parte del Poder Ejecutivo, el sobreviviente designado debe tener más de 35 años y ser un ciudadano natural de Estados Unidos, habiendo residido en el país por al menos 14 años.

Una vez seleccionado, el sobreviviente designado es separado del gabinete durante el evento y llevado a una locación secreta, donde permanecerá por unas horas bajo la estricta guardia del servicio secreto de los Estados Unidos.

El sobreviviente tendrá transporte y seguridad presidencial y un ayudante llevará consigo un maletín nuclear, lo que le da la posibilidad de responder con un ataque atómico a cualquier tipo de atentado que suceda durante la ceremonia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo