Lo que hace la falta de comida: Venezolanos saquean camiones en los semáforos para poder comer

Los camioneros que transportan alimentos -desde arroz hasta pollos vivos- se han convertido en objetivos cuando se detienen en el tráfico o hacen una parada para cargar combustible.

Por Agencias

Venezuela atraviesa desde hace meses una grave crisis económica y social caracterizada por la hiperinflación, la escasez de comida, medicamentos y otros productos básicos y los retrasos en la entrega de los alimentos subsidiados de los que dependen millones de venezolanos.

La desesperación se traduce en múltiples  saqueos, por la dificultad o imposibilidad de acceder a comida y a otros productos y servicios básicos.  Varias personas se abalanzaron sobre camiones cargados de alimentos, para hurtar su contenido y tener algo que comer. Todo sucedió apenas en instantes en que los vehículos dejaban los muelles de Puerto Cabello, el más grande del país.

saqueos AP

 

El chofer Carlos del Pinto fue testigo de cómo 20 personas se abalanzaron sobre un camión y, en un frenesí, llenaron sus sacos con el maíz que llevaba a una planta procesadora de alimentos. El conductor fue retenido a punta de pistola. "Te llena de terror", dijo Del Pino.

Ha estado transportando carga durante 14 años, y en un buen mes gana el equivalente a unos 100 dólares, lo suficiente para mantener a su esposa y sus dos hijas. Sin embargo, a pesar de sus temores, simpatiza con sus compatriotas empobrecidos, que se están desesperando en medio de la escasez generalizada de alimentos en Venezuela y la alta inflación. "Tienen que saquear para comer", reconoce lamentándose.

Según  datos del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), se  registró en los primeros 11 días del mes de enero 386 protestas 107 saqueos o intentos de saqueo y 5 fallecidos.

La cantidad de protestas registradas en los primeros 11 días de enero de 2018 es superior al número de protestas documentadas en todo el mes de enero de 2017.

"Estas protestas provienen de personas de las clases bajas que simplemente no pueden comer lo suficiente", dijo David Smilde, investigador principal de la Washington Office para América Latina, que lleva décadas trabajando sobre Venezuela.

La oleada de violentas protestas por alimentos comenzó en los barrios pobres del país alrededor de la Navidad, cuando Maduro había prometido que los jamones navideños vendrían en canastas de alimentos del gobierno distribuidas a sus partidarios.

Los camioneros que transportan alimentos -desde arroz hasta pollos vivos- se han convertido en objetivos cuando se detienen en el tráfico o hacen una parada para cargar combustible. "Aquí el problema es el hambre. El hambre está matando a la gente", concluyó Del Pino.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo