Cuando sólo queda un día para la PSU... ¿Qué hacer?

El día anterior de rendir la PSU es importante que los jóvenes se distraigan, realizando actividades que están acostumbrados a hacer, como deporte, ver televisión o leer. A estas alturas, estudiar ya no sirve de mucho.

Por

Tener un día tranquilo, con un ritmo organizado de comida y descanso, ojalá no estudiar, sino realizar actividades de bajo impacto y entretenidas como ver una película, leer un libro, escuchar música y caminar, son algunas de las actividades que los jóvenes deberían realizar los días previos a rendir la PSU. Lo ideal sería que este ritmo se tenga al menos unos tres días antes a rendir la prueba.
“Es probable que si alguien quiere dormir antes de lo habitual no lo logre debido a la ansiedad. Si un estudiante está relajado, puede sacar mayor partido de lo que sabe, es necesario tener claro que lo que no se aprendió no puede constituir motivo de preocupación en esta etapa.  Hay algunos que estudian hasta última hora y lo que logran es aumentar los nervios y la incertidumbre”, explica Ruth Arce, académica de la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales.
La profesional agrega que “estudiar a última hora no sirve de mucho, sólo podría servir si se trata de algo tan fundamental  y relevante que sin ese conocimiento no se pueden contestar otras preguntas. Si no es así, la posibilidad de que le pregunten lo que estudió a última hora es remota, por tanto, no vale la pena”.
Por eso, es recomendable, durante las horas previas, realizar actividades físicas de bajo y mediano impacto.
“Se recomienda aquellas actividades que generen menos nervios, como por ejemplo, si la persona hace algún deporte seguir esa rutina, si ve su programa favorito que no cambie esa rutina. Las mayores ansiedades se generan cuando los estudiantes quieren hacer todas las cosas que les han recomendado otros y no saben cuál realizar”, cuenta Ruth Arce.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo