140 jardines perdieron empadronamiento Junji durante este 2012

Por Andrea Sepúlveda/PublimetroChile

Durante 2012 la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) fiscalizó a la totalidad de establecimientos de educación inicial particulares.

Al realizar este trabajo de evaluación 140 jardines privados de todo el país perdieron el empadronamiento que entrega la Junji como un símbolo de calidad.

“Este año pusimos todos nuestros esfuerzo en asegurar que cada uno de los jardines infantiles y salas cuna del país fueran fiscalizados, y cumpliemos. Además por primera vez en la historia de la Junji se fiscalizaron todos los establecimientos que han solicitado el empadronamiento a la institución”, aseguró la vicepresidenta ejecutiva de esa entidad, María Francisca Correa.

Sólo en la Región Metropolitana se revocó el empadronamiento a 53 instituciones particulares.

Por otro lado a nivel nacional 78 jardines privados solicitaron el empadronamiento que entrega la Junji y lo obtuvieron y además 23 fueron empadronados en la Región Metropolitana.

Además sólo en esa misma región sobre 50 jardines lograron cumplir en más de 90% los puntos que se consideran en la fiscalización (para ver el listado de los mejores establecimientos de educación inicial revisar infografía). 

Principales falencias

Los jardines infantiles particulares no empadronados tuvieron una peor evaluación de la Junji que los establecimientos  de educación inicial particulares que cuentan con el certificado.

Son cinco los ítems que se consideraron en la fiscalización: Gestión Organizacional, Gestión de Procesos Educativos, Buen Trato y Familia, Higiene y Alimentación e Infraestructura y Seguridad.

El punto con peor evaluación en los jardines no empadronados es Buen Trato y Familia con 56% de los establecimientos aprobados.

Los principales problemas para aprobar este ítem es que varios no cuentan con estrategias de prevención del maltrato infantil y abuso sexual, y además tienen una débil participación de la familia.

Con respecto a la Gestión Organizacional las falencias se deben a la falta de coeficiente técnico necesario para la educación y cuidado de los niños y la falta de los títulos profesionales y/o técnicos del establecimiento. 

El punto de Higiene y Alimentación que tuvo un 65% de cumplimiento en los jardines particulares no empadronados versus un 83% de los que sí tienen el certificado, tuvo como un aspecto deficitario la inexistencia de certificados de salud del personal que manipula los alimentos.

El problema que más se detectó en el ítem Infraestructura y Seguridad  fue la inexistencia de planes de evacuación conocidos por todo el personal en caso de emergencia.

En la mayoría de los jardines no empadronados tienen elementos de seguridad como extintores, pero éstos suelen no estar operativos.

Además un alto porcentaje de los establecimientos no cuenta con capacitación certificada en el uso de éstos.

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo