Estudiar lejos de casa: Buscador te ayuda a encontrar tu nuevo hogar

Emigrar a otra ciudad por razones académicas es un gran desafío, partiendo por saber elegir una nueva morada. Es el símbolo de la independencia que caracteriza a esta nueva etapa de vida

Por

Con el fin de apoyar a los jóvenes que deberán cambiarse de ciudad al ingresar a la educación superior en marzo, Universia dispone de un buscador que incluye  alternativas para hospedarse en las principales ciudades del país. Se trata de Alojamiento Universitario  (Alojamientos.universia.cl ), creado para informar las opciones que ofrece el mercado, actualizado por los propios ofertantes y con  datos que permiten chequear ubicación, tipo de habitación o residencia,  precios y servicios incluidos.
 
Este sitio dispone incluso de fotografías de las distintas ofertas, con búsquedas por precio, comuna, tipo de propiedad, número de dormitorios o baños, etc.
 
Arica, Iquique, Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Viña del Mar, Santiago, Talca, Concepción, Temuco, Valdivia, Puerto Montt, Osorno y Punta Arenas son algunos de los lugares donde los alumnos pueden encontrar opciones de arriendo.
 
Principales recomendaciones
 
Elegir una residencia requiere que el futuro profesional y su familia vean el tema con tiempo, ya que como en todo orden de cosas, el que llega primero se lleva lo mejor. Esperar hasta el final no es recomendable, porque el alojamiento se convertirá en un foco de preocupación innecesario cuando lo principal debe ser enfrentar el año académico sin un estrés inicial. 
 
Es siempre importante informarse sobre las opciones que tiene la propia institución alrededor o cerca de la sede donde se cursarán los estudios. El ahorro en locomoción es hoy un punto importante, no sólo en términos económicos, sino por concepto de tiempo ocupado en desplazamiento, en especial en Santiago.
 
Si no se puede acceder a una residencia de la propia universidad, la sugerencia es buscar residenciales estudiantiles privadas, cuya principal ventaja es la posibilidad de relacionarse con alumnos de diversas carreras, muchos de los cuales se transformarán en amigos de toda la vida. 
 
Otra opción es compartir un departamento con amigos, pero requiere de gran responsabilidad de todos en términos de pago oportuno de cuentas y gastos comunes. El compromiso con  la higiene y limpieza, las opciones de calefacción y servicios extras, el respeto por los horarios de estudio y la organización de la alimentación deben quedar estipulados desde un comienzo. Aquí es vital elegir los compañeros que destaquen precisamente por su compromiso con los acuerdos. 
 
Entre las alternativas  también están los hostales, casas de familia y piezas, donde el estudiante debe fijarse o informarse sobre la seguridad del barrio, en especial, de noche; tipo de locomoción y horarios de circulación; posibilidades de cocinar y lavar ropa; acceso a Internet; la calidad del baño y servicios sanitarios en general;  opciones para calefaccionar la vivienda, por ejemplo.  Hay que preguntar qué normas se exigen en la casa, entre ellas, horarios, uso de luz y  calefont, etc. 
 
Tras encontrar un  lugar adecuado, se aconseja  obtener un contrato o un recibo del depósito efectuado que garantice que la habitación ya está alquilada para evitar problemas al momento del traslado.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo